PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Madrileña, licenciada en Derecho por la UCM. Colabora en Ataraxia Magazine, El Toro TV y en la Fundación Denaes. Española por la gracia de Dios.
Ver biografía
Ocultar biografía
Madrileña, licenciada en Derecho por la UCM. Colabora en Ataraxia Magazine, El Toro TV y en la Fundación Denaes. Española por la gracia de Dios.

Es difícil entre tanto ruido no distraerse de lo importante. España va camino, si no ha llegado ya, de ser un Estado fallido donde la ley es una mera sugerencia que se puede desobedecer e interpretar a voluntad. El Congreso de los Diputados se asemeja al camarote de los hermanos Marx, pero sin ninguna gracia. Hemos sufrido un Estado de Alarma declarado ilegal por el Tribunal Constitucional -a la espera de una segunda sentencia- que supuso la conculcación por parte del Gobierno -con el apoyo de la casi totalidad de los partidos- de los derechos fundamentales de los españoles sin que haya habido ninguna consecuencia. Nos encerraron en casa durante meses ilegalmente lo que llevó a la ruina a miles de españoles y aquí no ha pasado nada. No ha habido ninguna consecuencia. Tampoco se prevé que nadie vaya a pagar por ello. Esto es para hacérnoslo mirar.

El Gobierno de España se ha entregado por voluntad propia a los partidos filoterroristas y secesionistas hispanófobos cuyo único objetivo es la desaparición de España en aras de un supuesto de gobierno de progreso. Manda narices. Otegui, el expresidiario, le ha puesto nombre: la gran paradoja. 

Sánchez tiene querencia a la gentuza, a la que se dirige con tono sumiso y comprensivo

Terrorífica paradoja que el progreso lo traigan los podemitas, los bilduetarras, los sediciosos catalanes y pequeños partidos aspirantes a ser tan delincuentes como ellos. El PSOE acumula en su haber histórico no sólo la mayor corrupción en lo que a dinero se refiere, sino la corrupción ideológica más indecente y destructiva. Sánchez tiene querencia a la gentuza, a la que se dirige en sus intervenciones con tono sumiso y comprensivo, mientras habla al resto de la Cámara con el desdén y el tono chulesco del Pepito piscinas que es.

Otegui ha dejado las cosas muy claras esta semana. Su gran oportunidad es este Gobierno y para eso es necesario que estén seis años más. ¿Lo tiene que decir con una pistola apuntando a nuestra sien para que algunos se enteren de qué va la vaina? Aún así, algunos lo seguirán llamando ‘hombre de paz’. El de Bildu no se corta. Desnuda al Gobierno, nos lo pone en las narices tal y como es y no pasa de ser una noticia más.

Los Presupuestos Generales por doscientos presos y todos mirando para otro lado. Todo está escrito, por más que cada día el PSOE trate de disimular poniendo en escena teatrillos varios. Al día siguiente se lleva a cabo el intercambio de cromos para la renovación del Tribunal Constitucional por parte del PP y el partido del Gobierno en el que, por cierto, se incluye un afín a Podemos. Tampoco pasa nada. 

Sólo cabe mente fría, ideas claras, inteligencia y valor para luchar contra esa cosa denominada paradoja que nos mata

Contra todo este cúmulo de despropósitos que nos llevan al suicidio como nación y como sociedad, que nos arruina moral y económicamente, sólo cabe decir un sonoro NO. Todo parece un caos, pero es un caos ordenado de manera perfecta para destruirnos, para desarmarnos y desesperanzarnos en nuestra lucha por la democracia, el Estado de Derecho y la unidad de España. 

Contra entre caos orquestado sólo cabe mente fría, ideas claras, inteligencia y valor para luchar contra esa cosa denominada paradoja que nos mata. Esa paradoja que consiste en pactar con el que te quiere destruir y que cuenta con la muy valiosa debilidad de una parte de la oposición grandilocuente en su vocabulario, pero que a la hora de la verdad coopera de forma necesaria para que nada cambie. 

Deja una respuesta