«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La Laguna que queremos

30 de marzo de 2015

636 631 294. Este es el número de teléfono que hemos puesto a disposición de todo aquel que quiera ponerse en contacto con nosotros a través del WhatsApp para hacernos llegar sus propuestas, sugerencias e incluso quejas porque es una herramienta más que queremos sumar a nuestra campaña #ayudameahacerpolitica, como un modo distinto de hacer las cosas.

Los que conocen esta iniciativa saben que hemos utilizado las redes sociales para mantener encuentros con personas que no conocíamos, ni que se conocían entre sí, para poder compartir con ellos horas y horas de conversación sobre lo que ellos estimaran oportuno, para hablar de tú a tú acerca de sus inquietudes, sus preocupaciones, sus sueños, sus críticas y sus sentimientos.

Ahora, tras mi designación como candidato a la alcaldía de La Laguna, queremos ampliar estos canales de comunicación y sumar al Facebook y al Twitter, la posibilidad de contactar con nosotros vía WhatsApp para que nos ayuden a nutrir de ideas el programa electoral que como ya hemos adelantado tendrá como eje principal al ciudadano.

De ahí que nuestra primera propuesta haya sido la creación de la Concejalía del Ciudadano, un área que será el soporte de todas nuestras políticas, y que contará con un Fondo de Emergencia Social, con el fin de que ningún vecino se sienta desatendido, viva donde viva en el municipio lagunero.

Hablamos de medidas concretas como poner en el eje de nuestra actividad a los ciudadanos que estén en exclusión social, a los que se enfrenten a desahucios, a los que están en el paro, o a los discapacitados, por poner algunos ejemplos. En definitiva, el llamado tercer sector.

Para ello pondremos sobre la mesa una rebaja de impuestos dirigida a aquellos vecinos de La Laguna que más lo necesiten, siempre de forma razonada, y que no ponga en riesgo la estabilidad económica del Ayuntamiento. Hablamos de eximir del pago de Impuesto de Bienes e Inmuebles, IBI, a parados de larga duración con hijos a su cargo o de disminuir el importe de las multas de tráfico, porque su finalidad debe ser más disuasoria y de prevención que ser un sistema de recaudación.

Tenemos claro que cualquier persona que no tenga dinero para hacer frente a las obligaciones familiares cada mes tampoco tendrá para pagar las tasas municipales, y no tiene sentido cargarlo con más peso que el propio de ver como sus proyectos vitales se  rompen. De lo que se trata es de hacerles más fácil la vida a los que residen en La Laguna, aliviarles el bolsillo para que así puedan atender a lo verdaderamente importante, todo ello con las limitaciones que tienen las llamadas funciones propias del Ayuntamiento.

Y como es lógico nosotros también contribuiremos al aminoro de la carga municipal, pues si consigo lograr la alcaldía de esta ciudad no cobraré ningún sueldo por este cargo. Si a esto le sumamos la reducción de Concejalías y de personal de confianza, y nuestra disposición a aparcar el coche oficial, los gastos del Ayuntamiento se verán reducidos y esos ahorros se pondrán al servicio de los laguneros.

Nuestra presencia en las redes sociales y en los medios de comunicación nos ha servido también para conocer que algunos dudan de estas propuestas. Como ya les he contestado, a muchos personalmente y a otros a través de la prensa, la radio o la televisión de forma más generalizada, firmaré todo lo expuesto ante Notario.

Es más, nos comprometemos a que cada año se celebre un debate sobre el estado del Ayuntamiento para rendir cuentas y explicarles lo que estamos haciendo y lo que queda por hacer. Y tendremos la humildad suficiente para reconocer si no hemos llegado a alguno de nuestros objetivos, porque de lo que se trata es de que los ciudadanos entiendan que nuestras propuestas no tienen el objetivo de conseguir un voto sino de mejorar las condiciones de vida de nuestros vecinos y de La Laguna.

La política son emociones y referencias, y esta ciudad me ha ofrecido mucho personal y profesionalmente. Ahora me toca devolver algo de lo recibido. Mi trabajo, mi esfuerzo y mi pasión es el primer paso para hacerlo. Estamos convencidos de que caminaremos juntos hacia La Laguna que queremos con un equipo de hombre y mujeres preparados.

 

[email protected]

@aalarcoblog

www.facebook.com/antonio.alarco.9

.
Fondo newsletter