«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Biografía

Los parias madrileños no preocupan a Carmena

4 de septiembre de 2015

La alcaldesa de Madrid es muy ducha en la manipulación de la solidaridad con mando a distancia. Cualquier paria de la tierra de los que se ensalzan en su canción de cuna preferida, la Internacional, tiene un sitio en su corazoncito pero no en su lujosa vivienda del Paque del Conde de Orgaz, una de las zonas residenciales más exclusivas y elitistas de Madrid.

Es tan solidaria esta privilegiada comunista que ha ofrecido Madrid como ciudad refugio a todos los que desesperan en las alambradas de Hungría porque, ¡vaya por Dios, señora Carmena!, Europa no los deja pasar a todos a la vez. Manuela Carmena es muy solidaria con los que están tan lejos, tan lejos, que solo aparecen en las pantallas de los telediarios, pero con su prójimo, que viene de próximo, o sea con sus vecinos no es tan solidaria como con los kurdos, los mongoles o los bosquimanos. Sobre todo si sus vecinos están en el paro.

La alcaldesa de Madrid acaba de confesar con desparpajo y sin pudor que no sabe cuántos parados hay en su ciudad. Manuela Carmena, a buen seguro, se sabe de memoria la lista de comunistas kurdos represaliados por Turquía, pero no sabe cuántos de sus vecinos, que son los que le pagan el sueldo, desesperan en las alambradas del paro con salarios de subsidio y raciones de supervivencia.  

 

.
Fondo newsletter