«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Biografía

El mejor destino, también en Semana Santa

9 de abril de 2015

Los datos de turismo durante esta semana han sido, sin duda, la noticia destacada en los medios de comunicación. Una vez más, los hoteles de las Islas colgaban el cartel de completo, con una ocupación entre el 75 y el 90 por ciento, que nos posicionan nuevamente como el destino español mejor posicionado para pasar los días de la Semana Santa. 

Estas cifras, sumado a los 1,4 millones de pasajeros que pasaron por los aeropuertos del Archipiélago, nos confirma que Canarias es uno de los lugares más solicitados por esos turistas que vienen buscando playa y buen tiempo. Pero tampoco debemos de olvidarnos de aquellos que vienen a nuestra tierra por otras razones. 

Por eso, hoy queremos hablarles de nuestra oferta como destino turístico religioso, pues sin contar con la publicidad que a nivel nacional se da en otras regiones de España, y pensamos en Andalucía por ejemplo, lo cierto es que nuestra isla no queda al margen de esta festividad, y todos los municipios cuentan con un extenso programa y con celebraciones que ya se han convertido en citas claves año tras año.

La representación de la Pasión de Cristo en Adeje, la procesión del Cristo de la Redención de la parroquia de La Concepción en Los Realejos, o la procesión Magma de Güímar con la participación de todos sus pasos, son algunas de las manifestaciones religiosas que nos podemos encontrar a lo largo y ancho de nuestra isla.

Pero sin duda si hay un municipio donde esta festividad se vive con fervor, devoción y un auténtico sentido cristiano es La Laguna, una de las más importantes de Canarias, pues a sus tallas de gran valor histórico y artístico, debemos añadir las numerosas hermandades y cofradías que hacen que nuestra Semana Santa sea un auténtico museo al aire libre, tal y como manifestó el pregonero de este año, Francisco González de Aledo.

Con más de 500 años de antigüedad, y con un entorno privilegiado por ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la Semana Santa lagunera – para la que pedimos su Declaración de Interés Turístico Nacional y la creación de un museo y espacio para las Cofradías- se ha convertido en un referente. Ocho días con multitudes procesiones que recorren sus calles acompañados por las numerosas cofradías de nuestro municipio, que se viste de gala y solemnidad para acoger a propios y visitantes.

Durante estos días, tuvieron lugar las procesiones más significativas de estas fechas, pasando por Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de La Soledad o el Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, entre muchas otras, y sin olvidarnos de una de las principales que es la del Santísimo Cristo de La Laguna junto con la Dolorosa, San Juan, y La Magdalena, que sale de la Parroquia Matriz de Nuestra Señora de La Concepción acompañados por la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Santísimo Cristo de La Laguna.

 Junto a estas, otras dos citas ligadas a la tradición religiosa: la Procesión Magna y la Procesión del Silencio, ambas celebradas el pasado viernes santo que contó con una gran afluencia de fieles como cada año. La primera organizada por la Junta de Hermandades y Cofradías de La Laguna, que representa la Pasión y muerte de Cristo,  compuesta por 24 pasos monumentales, y presidida por nuestro Obispo, Bernardo Álvarez. La segunda, la del silencio, en la que las cofradías y hermandades de La Laguna acompañaron al Santísimo Cristo Difunto, portado a hombros por la cofradía de Penitentes de la Misericordia, organizadores de esta procesión.

Desde estas líneas queremos agradecer el trabajo que desempeñan los diferentes sectores, tanto institucionales, sociales como religiosos, que hacen posible que cada año La Laguna brille en unas celebraciones que como ya adelantamos podrían ser declaradas Bien de Interés Turístico Nacional. 

Y una mención especial a todos los integrantes de las diferentes cofradías y hermandades de La Laguna, que realizan una labor impagable cuidando cada detalle y con una absoluta dedicación, que propician que nuestro municipio sea una parada obligatoria para todas aquellas personas que quieren vivir una Semana Santa por todo lo alto.

.
Fondo newsletter