«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La oportunidad de Azerbaiyán

28 de octubre de 2013

Cuando hablamos de Azerbaiyán, lo hacemos de un país rico en energía e importante desde el punto de vista geoestratégico, por ello las elecciones recientemente celebradas eran relevantes, participaron el 72 % de los electores que reeligieron al actual presidente, Ilham Aliyev, con el 84 % del voto. Las encuestas vaticinaban esta victoria, por lo que no hubo sorpresa, pese a lo cual produjo ciertos comentarios y aseveraciones confusas de algunos observadores occidentales, que esparcieron dudas sobre la legitimidad del proceso electoral.

Pero lo cierto es que las dos últimas legislaturas bajo la presidencia de Aliyev, son internacionalmente reconocidas por el desarrollo de Azerbaiyán como de una historia de éxito. En veinte años ha pasado de ser un país en una situación extrema, con la quinta parte de su territorio ocupado, con un 9 % de refugiados a un crecimiento espectacular de su economía, con un incremento por diez de su PIB, la creación de un millón de puestos de trabajo, con una reducción del nivel de pobreza del 44 % al 6 % y con 150 billones de dólares invertidos en su economía.

¿No es lógico pensar, con estos datos, lo lógico del resultado electoral? Mientras, y tras una sencilla ceremonia de proclamación del nuevo gobierno, en Bakú ya están trabajando en proyectos energéticos y de gas para conectar con Italia a través de Georgia, Turquía, Grecia y Albania, y en 2015, acogerá los primeros Juegos Olímpicos Europeos de la historia.

Durante la última década de boom, las compañías españolas han perdido una inmensa oportunidad. ¿Y a están preparadas? Además de la retórica con respecto a la apertura de una representación diplomática en Bakú, el gobierno aún no ha hecho ningún movimiento importante para abrir este mercado dinámico a nuestras empresas. La Marca España tendría que haber servido para ello, si bien está sujeta a medidas de austeridad, pero es el momento de aprovechar la oportunidad. 

.
Fondo newsletter