«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Iván Vélez (Cuenca, España, 1972). Arquitecto e investigador asociado de la Fundación Gustavo Bueno. Autor, entre otros, de los libros: Sobre la Leyenda Negra, El mito de Cortés, La conquista de México, Nuestro hombre en la CIA y Torquemada. El gran inquisidor. Además de publicar artículos en la prensa española y en revistas especializadas, ha participado en congresos de Filosofía e Historia.
Iván Vélez (Cuenca, España, 1972). Arquitecto e investigador asociado de la Fundación Gustavo Bueno. Autor, entre otros, de los libros: Sobre la Leyenda Negra, El mito de Cortés, La conquista de México, Nuestro hombre en la CIA y Torquemada. El gran inquisidor. Además de publicar artículos en la prensa española y en revistas especializadas, ha participado en congresos de Filosofía e Historia.

Revuelta Juvenil en Gerona

12 de febrero de 2024

«Salir de la escuela siendo otro/No es buena manera de crecer». Estos versos forman parte de la canción Revuelta juvenil en Mongolia, grabada por Los Ilegales en 1983, año en el cual salió la canción Me gusta ser una zorra de Las Vulpes. Cuatro décadas después, determinada forma de zorrerío recibe las bendiciones de un presidente del Gobierno obsesionado con ese franquismo contra el que su partido no movió un dedo, por más que la propaganda oficial diga lo contrario. Por otro lado, hasta donde sé, Mongolia sigue aguardando el momento de su revuelta juvenil. Sin embargo, recientemente ha brotado una pequeña rebelión en el instituto Santa Eugenia, de Gerona, ciudad enclavada en la Dinamarca del Sur. Allí, un grupo de alumnos de 3º de la ESO, resueltos a salir de la escuela siendo los mismos, han decidido no ser otros y plantarse ante la profesora que les amenazaba con bajarles la nota si se dirigían a ella en la opresora lengua de Cervantes. La docente, bajo la que se oculta otra comisaria política, tiene ya una amplia y represiva trayectoria. Indignada ante los camareros que le atienden en español cuando pide un carajillo de anís, ella es quien, hace años, exigía que los niños le pidieran ir al baño en catalán, conducta que bien podría contar con una banda sonora a cargo de Los Ilegales: Yo soy quien espía los juegos de los niños. Abismada ante el drama de que un catalanoparlante le pida a un compañero el boli en español, la profesora debe hacer frente al plante de unos alumnos hartos de la tiranía lingüística. Rebeldía juvenil, se ha llamado a eso, desde que el mundo es mundo, o món, si lo prefiere la professora.

Que el español es discriminado en Cataluña es un hecho tangible, pero también un negocio que mueve millones de euros y que ya produce excedentes que habrán de ir ganando nuevos mercados. En ello, entre descolonización y descolonización, trabaja Urtasun. Sin embargo, Cataluña no es, ni mucho menos, la única región donde el español es marginado desde las instancias oficiales. En las Islas Baleares, el fanatismo lingüístico que ha aniquilado las variedades propias, ha puesto en peligro la atención sanitaria. Al otro lado de la «península», como gusta decir Patxi López para eludir la palabra maldita, no es mejor, si bien, el proceso se lleva de manera más discreta. En efecto, si no fuera porque en Cataluña el golpismo es una realidad mimada desde el Gobierno, un observador ignorante de ciertos detalles, sería incapaz de distinguir entre su política lingüística y la impulsada por la administración que, hasta hace poco, presidía Alberto Núñez Feijoo. En Galicia el mundo oficial es rigurosamente monolingüe, e incluso, se despliegan estrategias muy similares a la que impulsan los catalanistas. Prueba de ello es la campaña que hace un año puso en marcha el gobierno popular gallego, consistente en hablar exclusivamente en gallego durante una suerte de media cuarentena, 21 día de abstinencia de parlar en español, o la más reciente, Aquí tamén se fala galego, que se presenta bajo la eufemística fórmula de una «campaña de dinamización». 

«Bilingüismo cordial» le llamó Feijoo, discriminación del español, le llamamos otros.

.
Fondo newsletter