«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Rodríguez Zapatero vuelve a las andadas

22 de octubre de 2013

El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha vuelto a la escena pública y, en una entrevista en la Sexta, pidió que se cambie la Constitución para hacerla encajar con el perverso estatuto de Cataluña, que tan decisivamente contribuyó a impulsar. En concreto, Zapatero se ha mostrado partidario de cambiar la Carta Magna para “hacer una reforma en la redistribución de las competencias, de la identidad y singularidad de comunidades como Cataluña” ya que, según él, “es el terreno en el que podemos volver a entendernos”. La idea que el ex presidente ha expresado en la entrevista pasaría porque esa nueva Constitución admitiera en tu totalidad las partes del Estatuto catalán que el Tribunal Constitucional dijo que eran incompatibles con el texto vigente.

Zapatero vuelve a las andadas y muestra una vez más su desprecio por la historia, por las instituciones, por la Constitución y por el sistema judicial. La barra libre estatutaria que concedió en su momento a los nacionalistas catalanes a cambio de una supuesta estabilidad parlamentaria acabó por darle la razón en su ensoñación de que la nación es algo relativo. Tan relativo, que en herencia nos dejó un retroceso inédito en términos de cohesión nacional, con ciudadanos desiguales ante la ley y con una desestructuración institucional y judicial que ha permitido después a los nacionalistas pavonearse del incumplimiento de las sentencias.

El ex presidente culpable de buena parte de los males que asuelan a España vuelve con sus extravagancias de siempre y, lejos de entonar el mea culpa por los destrozos políticos, económicos, territoriales y de valores que han dado al traste con el país, aboga por seguir en la misma senda, que conduce directamente a la ruptura de España. Obviamente, no es ése el camino. Lo que necesita España , en contra de lo que postula su peor presidente de la historia, es plantar cara a los enemigos que desunen y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella dimanan, empezando por aquellas que con total impunidad incumplen los desleales gobernantes de Cataluña.

 

.
Fondo newsletter