«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Alicante, 1987. Escribe noticias desde que tiene uso de razón. Ha trabajado en radio, prensa escrita y televisión en medios como Radio Intereconomía, El Toro TV y Okdiario. Actualmente dirige y presenta el magazine 'Un Día Más' en el canal nacional 7NN. Siempre en los últimos reductos de la libertad de expresión.

Ver la biografía

Alicante, 1987. Escribe noticias desde que tiene uso de razón. Ha trabajado en radio, prensa escrita y televisión en medios como Radio Intereconomía, El Toro TV y Okdiario. Actualmente dirige y presenta el magazine 'Un Día Más' en el canal nacional 7NN. Siempre en los últimos reductos de la libertad de expresión.

‘Su Persona’ vs. la realidad

3 de diciembre de 2022

Titulé así una columna en 2019, cuando Pedro Sánchez -o Irene Lozano- publicó su Manual de Resistencia. Creo que plagiarse a una misma no es plagiar, y, sobre todo, poco ha cambiado respecto a nuestro presidente y su percepción de ‘su persona’. Si tras llegar a Moncloa nos contó sin ponerse ni un poco rojo cómo le llamaban «Pedro el guapo» -«el cruel» ya estaba cogido-, esta semana nos ha anunciado que planea pasar a la historia.

Sánchez es un ególatra capaz de permitir que le graben un ‘reality show’ en el que aparecen los empleados de Moncloa preparando los manteles para que Él desayune

«Por desenterrar al dictador», dice. Si solo fuera eso. Por llegar a la presidencia mintiendo, violar todas y cada una de las instituciones del Estado, meter a una panda de comunistas en el Gobierno, soltar etarras y violadores… Si Dios hubiese bendecido a Sánchez con algún talento real, si hubiera podido conseguir el casito que tanto necesita por otra vía, como haber sido jugador profesional de baloncesto, qué distinta sería la vida de los españoles en 2022. Pero no. La mitad de los votantes lo vemos como Abascal: ridículo. Las minorías separatistas, como un pelele pagafantas. Pero él se adora y se imagina ya recordado como el mejor presidente de la democracia. 

Sánchez es un ególatra capaz de permitir que le graben un reality show en el que aparecen los empleados de Moncloa preparando los manteles y los jarrones con flores para que Él desayune como si fueran los criados de «Downton Abbey» o «Los Bridgerton». Me extraña que no obligara el pasado jueves a su encargado de redes sociales a publicar algún tuit anunciando que había sufrido un intento de magnicidio después de conocerse que, presuntamente, le han enviado una carta petardo, ya que llamarlo carta bomba igual es pasarse de entusiasta.

Sánchez, como buen ultraizquierdista, asesina políticamente sin miramientos

Hace unos días, uno de sus barones tuvo un ataque de sinceridad de esos de cuando te encuentras diciéndole a tu suegra que eres partidaria de casarse con huérfanos o del niño que explicaba en la televisión gallega que estaba en el cuarto de baño cuando supo que había un incendio. Con otras palabras. Javier Lambán, presidente de Aragón, aseguró ante periodistas que «mejor le hubiera ido a este país» si Sánchez no hubiera sido presidente. 

Sánchez ha conseguido que paguemos la energía más cara que nunca, ha disparado un 44% el índice de miseria de España…

Tuvo que pedir perdón según acabó de hablar, claro. Porque Sánchez, como buen ultraizquierdista, asesina políticamente sin miramientos. Que se lo pregunten a José Luis Ábalos o a Iván Redondo, que todavía no han conseguido quitarse el piolet de la espalda. Lambán demostró, una vez más, que en el Partido Sanchista Obrero Español solo caben ya los que miran a Pedro con los mismos ojos que Meritxell Batet.

Sánchez ha conseguido que paguemos la energía más cara que nunca, ha disparado un 44% el índice de miseria de España y ha logrado fragmentar a la sociedad a niveles de la época de Zapatero. Pero Lambán ha comprado con su arrepentimiento público una jubilación dorada como senador o similar. Que se lo digan a Susana Díaz. El resto recordaremos con emoción el día que un socialista dijo una verdad… y luego la negó.

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter