«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
en el musical participan más de 140 jóvenes

El beato Carlo Acutis llega a España: así es el musical que canta la vida del «beato millennial»

Cartel del musical «Original, el paso de Carlo».

Un musical presentado por jóvenes

La ciudad de Cuenca estrenó el pasado sábado el musical «Original, el paso de Carlo». Ante un auditorio abarrotado, la obra de teatro que narra la vida del joven Carlo Acutis deslumbró en la ciudad castellana. La expectación era máxima puesto que desde hacía semanas las 2.355 entradas del Teatro Auditorio José Luis Perales habían sido vendidas.

Lo llamativo de este musical es que está hecho por jóvenes de la diócesis de Cuenca. Hasta 140 personas participan en la producción de «Original, el paso de Carlo», entre músicos de la orquesta sinfónica, cantantes solistas, la agrupación coral, bailarines y figuración, atrezo, maquillaje… Una producción totalmente profesional que ha sido posible por el empeño de las parroquias y movimientos de Cuenca.

La iniciativa nació, precisamente, gracias al impulso de la Delegación de Pastoral Juvenil del Obispado de Cuenca. Aprovechando la cantidad de jóvenes de la diócesis y la cantera de un Seminario que no para de crecer, la Pastoral Juvenil ha recurrido a este musical como instrumento de evangelización: «Original, el paso de Carlo» quiere hacer felices a todos los espectadores. ¡Pero también hacerlos un poco más santos!

La vida del «beato millennial»

El musical narra la vida del joven italiano Carlo Acutis, fallecido en octubre de 2006 con tan sólo 15 años. El joven italiano, cuya fama se extendió con rapidez por todo el continente europeo, fue declarado beato por el Papa Francisco en 2020.

Podríamos decir, en palabras de José Antonio Fernández —director del musical— que Acutis es el primer «beato millennial«. Precisamente al joven Carlo se le conoce como «el patrón de la web»: a través de una página web de internet el joven quiso difundir su amor por la Eucaristía. Un amor que hoy comparten los jóvenes que participan en este musical.

No son profesionales pero eso no importa. El triunfo de los dos pases del sábado evidencian que estos jóvenes amateurs saben lo que hacen. Precisamente Fernández explicaba hace algunas semanas que «aunque no había papel para todos se adaptó la obra para que a nadie hubiera que decirle que no podía participar. De tal modo que todo el mundo que quiso formar parte del musical pudiera. Porque el musical es principalmente una obra y un instrumento de evangelización al servicio de la Iglesia para proclamar el Evangelio y las ganas de contagiar la santidad a los demás».

«Estamos en las mejores manos»

En conversaciones con el protagonista de la obra, Jorge Mora explica a La Gaceta que «no estamos nerviosos. Antes de cada ensayo general y antes de cada pase rezamos. Somos jóvenes y le pedimos al Señor que nos ayude a ser como Carlo, que todo el éxito del musical sea para la conversión de las almas».

Una conversión que, cuenta el joven protagonista, «empieza por nosotros mismos». «Cuando las cosas están en manos de Dios, no hay ningún problema. A Dios no se le escapa nada». Preguntado por alguna anécdota de estos casi seis meses de preparación para el gran estreno del pasado sábado, Jorge Mora se muestra alegre por haberse contagiado de lo mismo que Carlo: «Desde que hemos empezado con el musical, Cuenca está lleno de Adoraciones Eucarísticas. El beato Acutis ha conseguido que muchos de los que actuamos en el musical tengamos más fervor Eucarístico. Eso es lo que quería Carlo», zanja.

.
Fondo newsletter