«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el grupo de dos niñas y seis niños ha estado recibiendo catequesis en la parroquia

Primera Comunión entre los escombros: ocho niños reciben el sacramento en la única parroquia de Gaza

Niños palestinos reciben la primera Comunión en Gaza.

El pasado domingo ocho niños de Gaza recibieron la primera Comunión. En la Sagrada Familia de Gaza, única parroquia católica que queda en toda la Franja, un pequeño grupo de dos niñas y seis niños recibieron por primera vez este sacramento. A pesar del conflicto entre los terroristas de Hamás y el Ejército israelí, que ha afectado a las instalaciones de la parroquia, los dos sacerdotes católicos han podido completar la catequesis de los niños.

Coincidiendo con la fiesta del Bautismo del Señor, el padre Yousef, sacerdote vicario de la parroquia, administró el sacramento al grupo. No es ésta, sin embargo, la primera gran celebración entre los escombros, puesto que hace unas semanas otro niño fue bautizado en la Sagrada Familia. La comunidad, aunque pequeña, no para de crecer.

En el caso de la Comunión no ha sido todo tan fácil. Con calles y barrios enteros sitiados por el Ejército de Israel, la parroquia ha dejado de recibir sus suministros de oblea para poder consagrar y, así, celebrar la Santa Misa. Esto no ha impedido, sin embargo, que un grupo de parroquianos haya construido en la sacristía de la Sagrada Familia una pequeña fábrica de hostias. Un gesto que fue aplaudido por el Patriarca Latino de Jerusalén, el cardenal Pizzaballa.

Las imágenes de la primera Comunión, sin embargo, evidencian el mal estado de las instalaciones. Frente a las comuniones pomposas de occidente, con marineritos y princesas, tartas exuberantes y regalos de toda clase, en Gaza un pequeño grupo de niños han recibido la primera Comunión entre escombros, con paredes en mal estado, un techo dañado y bancos precarios. Eso no ha impedido que la ceremonia contase con toda solemnidad: «Adornamos nuestra iglesia con lo poco que teníamos pero con mucho amor y alegría, era un día especial para todos», ha explicado una de las religiosas.

En un comunicado difundido por el Patriarcado, la Iglesia manda su apoyo a la pequeña comunidad de Gaza: «Seguimos orando por nuestra gente en Gaza, para que Dios les dé fuerza y paciencia durante estos tiempos difíciles. Y seguimos abogando por un alto el fuego inmediato y esperamos que se lleve a cabo un plan integral de paz y justicia».

Esta pequeña comunidad, de hecho, se mantiene en gran medida gracias a las dos comunidades religiosas que atienden y ayudan en la parroquia: las hermanas de la Madre Teresa y el Instituto del Verbo Encarnado, cuyas religiosas contaban después de la celebración:

«Llenos de gozo anunciamos una gran alegría por gracia de Dios en nuestra parroquia Sagrada Familia: ocho de nuestros niños recibieron por primera vez a Nuestro Señor Jesucristo. No hay unión más grande, hermosa y perfecta que recibir a nuestro Señor Jesucristo. Estos niños por primera vez recibieron la primera Comunión, empezaron su preparación con gran entusiasmo el año pasado con la ilusión de recibir la Comunión a mediados de diciembre en la visita del Patriarca Pierbatista Pizzaballa, que hace todos los años a nuestra parroquia. Por razones que todos conocemos no se pudo hacer, pero Dios en su infinita sabiduría contemplaba otra fecha. Si una madre se siente orgullosa al ver a sus hijos comulgar con cuanta mayor razón nosotras que los hemos visto perseverar en esa primera ilusión y en ese deseo de Dios. Él ha preparado sus corazones en medio de tantas dificultades y los ha mantenido».

.
Fondo newsletter