«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Carsharing, el sistema de movilidad compartida preferido por 73 % de españoles

emov

El 73 % de los españoles considera que el carsharing (coche compartido) eléctrico o híbrido (Car2go, Emov, Wible y Ziti) sería el sistema de movilidad compartida «más útil» para sus localidades, según la VI edición del informe «Españoles ante la Nueva Movilidad».

Este estudio, presentado hoy y elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad en el que participan PONS Seguridad Vial, Autofácil, Wible, AutoScout24 y la aplicación Moovit, se ha basado en una encuesta a 8.000 personas de todas las provincias de España.

Tras el carsharing, un 44 % de los encuestados opina que el motosharing o moto compartida (Ecooltra, Mooving, Coup, por ejemplo) es el sistema de movilidad compartida más útil para su ciudad; el 41 % cree que es la bicicleta eléctrica (Mobike o Bicimad) y un 22 %, el patinete eléctrico.

Los medios de transporte «convencionales», como el coche (empresas como Amovens o Bluemove), la bicicleta, o la moto, han sido elegidos como los más útiles por un 21 %, un 21 %, y un 12 % de los encuestados, respectivamente.

El 86 % de los encuestados afirma, además, que ha oído hablar alguna vez del carsharing, aunque solo un 34 % es usuario de esta alternativa.

Del total de estos usuarios, un 49 % ha empezado a usarlo en los últimos dos años, un 34 % desde el último año y un 16 % de ellos lo utiliza desde hace cinco o más años.

El vehículo privado es el principal medio de transporte de los participantes en el estudio para acudir a su puesto de trabajo o estudio (el 56 %), seguido del autobús (33 %), el metro (33 %), a pie (21 %) y, por último, el coche compartido (17 %).

En cuanto a las nuevas medidas de seguridad vial, la mayor parte de los encuestados se muestra «muy favorable» a tres concretas; el 67 %, a limitar la tasa de alcohol permitida a 0,0; el 90 %, a retirar temporalmente el permiso de conducir a los usuarios que cometan infracciones graves; y el 71 %, a que los ciclistas cuenten con un seguro obligatorio.

En el lado contrario, las medidas que menos apoyo han contado han sido reducir a 80 km/h la velocidad máxima de circulación en vías convencionales (un 29 % a favor); establecer limitaciones de velocidad de 30 km/h en ciudad en vías de un solo sentido (un 41 %); y reducir la velocidad máxima para conductores noveles a 80 km/h (un 48 %).

Con respecto al papel de las empresas en la seguridad vial, el 79 % de los encuestados ha respondido que las compañías donde trabajaban no le han ofrecido «ningún incentivo» para poder cambiar su forma de desplazarse a su puesto de trabajo; y el 84 % no había recibido ningún curso sobre seguridad vial, a pesar de que un 45 % estaría interesado en recibir este tipo de formación, según el estudio.

Además, cerca de la mitad de los encuestados (el 49,6 %) se ha mostrado interesado en disponer de una forma alternativa de movilidad a la que usan normalmente como medio de transporte para llegar a su lugar de trabajo o estudio.

De entre las alternativas planteadas, la favorita es la del coche compartido (30 %), seguida por el autobús (22,5 %), el coche particular (22 %) y metro (20,2 %).

En concreto, según datos citados por el informe «Españoles ante la Nueva Movilidad» pertenecientes a la Asociación Española de Car Sharing (AEC), hay 400.000 usuarios de este tipo de movilidad registrados en España, lo que supone el 2,5 % del censo de conductores.

TEMAS |
.
Fondo newsletter