«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Escuelas Católicas y los sindicatos del sector reclaman una aportación «suficiente y justa»

Escuelas Católicas Castilla y León y la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) rechazaron hoy las críticas del Grupo Socialista en las Cortes sobre la financiación que recibe la educación concertada en la Comunidad. Reivindicaron que ofrecen un servicio de “calidad” y necesario por lo que reclamaron una aportación “suficiente y justa”.

En ese sentido, Escuelas Católicas expresó su malestar ante las últimas informaciones sobre la financiación de la educación concertada en la Comunidad. Por ello, pidió que la financiación cubra el coste real de la enseñanza, sin negarse a los controles y justificaciones necesarias, ya que en su opinión tiene un carácter “complementario” a la pública.

Asimismo, la organización, que aglutina la mayoría de centros concertados, afirmó que el presupuesto dirigido a la educación concertada es “deficitario”. “En Castilla y León no ha habido incremento alguno en la financiación respecto de los ya fijados en los módulos estatales”, explicó al tiempo que recordó la obligación de financiar todo el coste total para garantizar el derecho a la educación y su gratuidad.

Por su parte, los sindicatos indicaron que manifestar que se detrae dinero de la enseñanza pública para financiar a la concertada por encima de lo presupuestado “no solo es mentir, sino tergiversar una realidad constatable”. Ello demuestra, según FSIE, que el PSOE lo único que pretende es “romper” el equilibrio; “enfrentar” a dos sectores educativos y “confundir” a la opinión pública con “datos sesgados”.

Apuntó que la enseñanza concertada no ha incrementado unidades a lo largo de este tiempo, salvo la concertación de la educación infantil. Además, apuntó que en tiempos de crisis, redujo la parte proporcional de unidades según el acuerdo del sector, a lo que se unión la rebaja del salario por parte de los trabajadores en los mismos términos que en la pública.

Igualmente, FSIE animó al PSOE a que reclamen un presupuesto propio para la educación concertada ya que se podría “resarcir los agravios” que los trabajadores de la concertada sufren en relación a sus compañeros de la pública. Además, añadió que la partida de “otros gastos” convierte en “mileuristas” al personal no docente de administración y servicios.

“Todas estas diferencias bien podría reivindicarlas el PSOE en los presupuestos. Con ello harían honor en la defensa de unos trabajadores maltratados”. Además, concluyó que justificarían ante los profesores de muchos de sus hijos que optan por la concertada, que el Partido Socialista de Castilla y León los defiende.

La propuesta de Escuelas Católicas es que se retome el estudio encargado a una comisión dentro de la Conferencia Sectorial de Educación, para conocer el coste real del puesto escolar, algo imprescindible para adecuar los módulos de concierto, equiparar su financiación con la de los centros públicos y evitar el déficit crónico de financiación que padecen muchos centros concertados.

Recordó que los colegios concertados de Castilla y León sólo reciben el 50 por ciento de lo necesario para cubrir los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la actividad educativa. Además, añadió que el gasto de las administraciones por alumno en un centro concertado es poco más de la mitad de lo que gasta por cada alumno en la pública.

“Es más necesario que nunca que la educación concertada obtenga un presupuesto adecuado, digno y justo”, concluyó.

TEMAS |
.
Fondo newsletter