«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Resaca, mal cuerpo, y el alma manchada de mierda

/span>

 

Me acuerdo que mi amadísimo abuelo don Tomás, que en paz descanse, definía las discotecas y pubs como «antros de perdición». Él con todo el sentido común de otra época más sana no veía ninguna bondad en decenas de personas hacinadas como ganado en «antros» sin apenas luz y con una música ensordecedora que aturde la mente. Si a eso le sumábamos antes de la Ley Antitabaco, un aire absolutamente contaminado de humo, la cosa se ponía todavía más fea… Pues bien, lo que pensaba mi abuelo y a mí se me escapaba en mi juventud fruto de una educación liberal decadente y un ambiente de amistades que nublaba el recto juicio, hoy es lo que pienso después de aprender y entender muchas cosas realmente importantes y valiosas. Él por aquel entonces estaba en la Verdad, yo hoy, a Dios gracias, también llegué a ella.

……

Los adolescentes deberían pasar los fines de semana haciendo senderismo por el campo, jugando con los amigos al fútbol, yendo a cenar tapas, viendo una película en casa o en el cine, visitando a los abuelos, ayudando en casa a sus padres y volviendo al hogar a una hora prudente para  descansar y aprovechar el día siguiente, y no saliendo de «fiesta» hasta la madrugada, haciendo el imbécil con pseudoamigos que luego se pasan, tirándose a la primera-primero que se pilla por la noche sin respetar la santidad del cuerpo, emborrachándose hasta perder la cordura, y terminando al día siguiente con resaca, mal cuerpo, y el alma manchada de mierda.

Si así obraran, muchas iniquidades se evitarían, tanto en tempranas edades como en avanzadas. La virtud es algo que se trabaja desde joven para luego no tener que llorar malos hábitos adquiridos ni pasados vergonzosos. Y es un deber de los adultos decir esto a nuestros púberes. ¡Ojala con muchos de nosotros hubieran hecho esto!

TEMAS |
.
Fondo newsletter