«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Iberaval 'crece' un 80 por ciento en la provincia de Zamora

El director general de Iberaval, Pedro Pisonero, con los representantes de las empresas intervinientes

El director general de Iberaval, Pedro Pisonero, ha remarcado que, en los cuatro primeros meses del año, la actividad de la sociedad de garantía (SGR) ha crecido un 80 por ciento frente al ejercicio pasado en la provincia de Zamora. En concreto, se han formalizado 93 operaciones por valor de 5,48 millones de euros.
Así lo ha detallado ante una treintena de empresarios del entorno de Benavente que han participado, en esa ciudad zamorana, en un encuentro empresarial organizado por la SGR, que ha servido para conocer las experiencias de financiación que Iberaval ofrece.
Pisonero se ha referido a la base social de Iberaval en Zamora, con 2.100 socios, y ha incidido que la operación media que se financia en la provincia se sitúa en torno a los 107.000 euros a devolver en cinco años y medio. Por sectores, los servicios ha resultado ser el más activo, con una de cada tres operaciones, seguida por el comercio, con el 22 por ciento.
En cuanto al tamaño de las empresas, el 63 por ciento fueron micropymes y el 37 por ciento pequeñas compañías. Con estas operaciones, Iberaval ha contribuido al mantenimiento de 580 puestos de trabajo en los cuatro primeros meses del año.
«Si quieren hacer la operación más barata del mercado, tienen que hablar con Iberaval, porque contamos con el respaldo de programas del Instituto para la Competitividad Empresarial de la Junta», ha apuntado Pisonero, quien ha destacado, en este contexto, la buena marcha de los programas ADE Empleo y ADE Financia.
Junto a Pisonero, han intervenido dos empresarios con presencia en Zamora. El propietario de Bodegas Bigardo, Francisco Calvo, autor de vino tinto experimental en la zona de Toro, ha explicado el crecimiento de su empresa desde que echó a andar, hace tres años, y que espera sacar al mercado 30.000 botellas en este 2018.
Calvo ha detallado su trayectoria, que despuntó con sus experiencias en el extranjero. «Estuve viajando durante tres o cuatro años a lugares con una tradición vinícola
notable, como Australia, Estados Unidos, Argentina…» Algo que ha permitido a este joven emprendedor cambiar su punto de vista sobre el negocio. «Estamos en un mundo global, yo no habría salido adelante sin internet. Mi botella se puede ver y vender en todo el mundo a través de mi web. En zonas donde no dependemos tanto del mercado local, podemos aprovechar las tecnologías adecuadamente».
Al respecto, Calvo ha asegurado que la calidad es un estándar en España, así como la positiva valoración que existe en el extranjero de lo que aquí se hacen, y ha sentenciado que «no podemos vender nuestros productos si no confiamos en ello».
Bodegas Bigardo recurrió a Iberaval para financiarse con fondos dirigidos a rehabilitar y acondicionar un inmueble que se convertirá en sala de degustación y promoción, almacén y espacio para la recepción de rutas enoturísticas. «En resumen –aclara- un bar de vinos, una sala de degustación que nos ayudará a hacer marca, en una zona especialmente turística de Toro. Es decir, enlazar gastronomía con enoturismo».
Por su parte, Jorge Santamaría, de Balneario de Agua Calabor, ha detallado el proyecto empresarial que tiene en marcha, próximo a Sanabria, en la Raya con Portugal, en el término municipal de Pedralba de la Pedrería.

TEMAS |
.
Fondo newsletter