«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Terroristas a los que los comunistas consideran héroes

El relativismo de la izquierda queda claro en muchas ocasiones. Una de las que más llama la atención es la elección de sus héroes. El próximo día 27 de septiembre se cumplirán 40 años de los últimos fusilamientos decretados por la Justicia Militar durante el franquismo y desde el espectro ideológico marxista ya se empieza a caldear el ambiente en los medios de comunicación para presentarlos como víctimas y olvidar que fueron asesinos terroristas que en nombre del comunismo o el nacionalismo asesinaron a españoles de manera cobarde y vil. No luchaban contra la dictadura de Franco, que por cierto se encontraba ya en descomposición, luchaban por la segregación de las Vascongadas o por la implantación del comunismo en España.

Quienes elevan a estos terroristas a la categoría de héroes se olvidan de que a quienes asesinaron poco tenían que ver con la pervivencia del franquismo y nos presentan a los ajusticiados como víctimas poniendo el acento en sus huérfanos y viudas. Olvidan siempre, sistemáticamente, el recuerdo de las viudas y los huérfanos de sus víctimas.

¿Quiénes eran Baena, Sánchez-Bravo, García Sanz, Txiki y Otaegui?

José Humberto Baena fue detenido días después de que, junto a otros dos miembros de Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), asesinaran el 14 de julio a Lucio Rodríguez Martínez, un joven miembro de la Policía Armada que tenía 23 años y que dos meses después iba a contraer matrimonio. Ninguna de las recientes publicaciones sobre este tema señala la edad y la condición del policía asesinado, pero sí que hacen hincapié en que el terrorista que fue juzgado y condenado tenía 25 años.

/strong>

José Luis Sánchez-Bravo también pertenecía al grupo terrorista comunista de Baena. Su condena a muerte se debió a que fue el encargado de localizar y vigilar durante semanas al teniente de la Guardia Civil, adscrito a la división de tráfico, Antonio Pose Rodríguez. Participó en la selección del objetivo y en la preparación de los planes desde el 2 de agosto. También en la ejecución misma del asesinato que se produjo el 16 de agosto con una escopeta de cartuchos. El agente de la Guardia Civil estaba casado.

/strong>

Ramón García Sanz, también miembro del FRAP, fue el autor material de la muerte del Guardia Civil Pose. Le disparó con una escopeta de cartuchos, que fue encontrada en su domicilio, causándole heridas en el pecho que le alcanzaron el corazón y el pulmón causándole la muerte de manera casi instantánea.

Jon Paredes Manot, alias Txiki, era miembro de la banda terrorista ETA pese a ser natural de la localidad de Zalamea de la Serena (Badajoz). Desde Extremadura se trasladó con su familia a Zarauz siendo niño y desde los 17 años pertenecía a la estructura de ETA. Desde principios de 1975 formaba parte de los comandos Bereziak dirigidos por el sanguinario Ignacio Pérez Beotegui, alias Wilson, encargados por parte de la rama de los poli-milis de la realización de atentados. Fue condenado por el asesinato del policía armado Ovidio Díaz López durante el atraco a una sucursal del Banco de Santander.

/strong>

Ángel Otaegui Echevarría, alias Caraquemada o Azpeiti, fue condenado por la autoría material del cabo primero de la Guardia Civil Gregorio Posada Zurrón de 33 años, estaba casado y tenía dos hijas, una de 6 años y otra de 4. El agente fue ametrallado en Azpeitia por dos individuos que se dieron a la fuga.

/p>

Este es el perfil de los héroes de la izquierda. Todos ellos de ideología comunista, todos ellos terroristas y asesinos demostrados. Sorprende que algunos medios, como el diario El Mundo, dedique a estos individuos espacios en los que se alaba su supuesta lucha por la libertad mientras que se minimiza el daño que cometieron sus acciones. Pero sorprende más todavía que ese diario no mencione en toda su información la palabra terrorista y que en su lugar use expresiones manipuladoras como “hacer frente al régimen con las armas en la mano”.

Puedes comentar el blog con el autor en @Juanerpf

Leer más:

– Las 13 rosas, otro mito de la izquierda que gusta a la clase política.

– Así depuraban los comunistas españoles, los 46 fusilados de la 84 Brigada Mixta.

– Martirio y asesinato de las 27 Hermanas Adoratrices.

– La mina de Camuñas, un Katyn republicano en plena Mancha.

– Mártires concepcionistas, 14 víctimas del odio comunista a la religión católica.

– Violaciones en la Polonia ‘liberada’, la brutal estrategia militar comunista

– Las violaciones en masa cometidas por el Ejército Rojo

– ¿A qué se refieren los podemitas con ‘Arderéis como en el 36’? (Primera parte)

– ¿A qué se refieren los podemitas con ‘Arderéis como en el 36’? (Segunda parte)

– ¿A qué se refieren los podemitas con ‘Arderéis como en el 36’? (Tercera parte)

TEMAS |
.
Fondo newsletter