«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La Navidad de los miserables

¿Imaginan ustedes la que se hubiera armado si, por ejemplo, a Santiago Abascal se le ocurre felicitar el Ramadán con la imagen de una mezquita en llamas? ¿Cuánto tiempo hubieran tardado en salir los líderes del resto de partidos a pedir una rectificación pública por ofender -obviamente- a la comunidad musulmana? El pasado domingo la cuenta de Twitter de IU hizo algo parecido y, para ‘festejar’ la Navidad, publicó una fotografía de un árbol en llamas.

'Es un retrato de sus autores'. Las redes responden al miserable tuit de IU

Se trata de un nuevo ataque de la formación comunista a los cristianos, que parecen merecer un respeto menor a los que profesan otras religiones. Los mensajes de Izquierda Unida chocan con las palabras de su líder, Alberto Garzón, que durante el Ramadán no dudó en felicitar a la comunidad musulmana. Un doble juego habitual en la izquierda española, que se niega a aceptar que las raíces más profundas de este país se funden con las cristianas desde hace más de cinco siglos.

España se erigió sobre la cruz de San Andrés y se convirtió en una fortaleza de la Cristiandad contra sus enemigos. El Apóstol Santiago, Santa Teresa de Ávila, San Ignacio de Loyola o San Juan de la Cruz fueron personajes claves que ayudaron a salvar nuestra identidad cristiana. «España es la nación a la que todos debemos algo porque, por medio de las gracias abundantes que se le dieron, salvó el alma cristiana de Europa. ¡Viva Cristo Rey!», resumió Joseph Pearce.

El laicismo radical tiene por objetivo eliminar de los espacios públicos todo lo relativo a la religión. Decía el historiador Fernando Paz que «lo que se esconde, lo que desaparece, termina por desvanecerse» y recordaba que la pretensión de que todo lo religioso desaparezca de la vida pública «obedece al deseo de aniquilarlo».

En Europa del Este, Polonia o Hungría se han levantado ya contra estos dogmas y sus dirigentes celebran sin complejos el carácter cristiano de su historia. En su discurso de Navidad, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, prometió luchar contra aquellos que buscan eliminar la tradición cultural europea: «Fuimos, somos y seremos cristianos», sentenció.

«Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de Dios porque creen en él y los que sufren porque no le poseen». La frase, que se le atribuye al escritor francés Blaise Pascal, toma valor en estos tiempos en los que los cristianos son perseguidos por profesar su Fe en Oriente Medio y el globalismo promete una batalla para eliminar su rastro en la civilización occidental.

El viraje de Europa

Las irresponsables decisiones de Bruselas en materia migratoria -impuestas a todos los países de la UE- provocaron un cisma sin precedentes en la sociedad. Italia es un claro ejemplo. La ley que iba a introducir el ‘Ius Soli’ y por la que los niños nacidos en Italia de padres extranjeros podrían conseguir la nacionalidad es historia. Al menos por el momento.

Italia no concederá la nacionalidad a hijos de inmigrantes nacidos en el país

Hace apenas seis años, el 71% de los ciudadanos era partidario de conceder la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en Italia. Hoy ese porcentaje es completamente diferente: la mayoría, el 54%, se opone -según el último sondeo publicado por Ipsos-.

El viraje de Bruselas es más que evidente, pero está por ver el rumbo que tomará tras la cumbre del mes de enero. ¿Reconocerá Merkel su fracaso y dará un paso a un lado? Europa, por el momento, respira.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
.
Fondo newsletter