«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La Reina Sofía, Premio Extraordinario de Escuelas Católicas

Escuelas Católicas Castilla y León entregó hoy a la Reina Sofía el Premio Extraordinario Escuelas Católicas Castilla y León. La Reina Emérita recibió en el Palacio de La Zarzuela a una representación de la organización, que le hizo entrega del galardón concedido en 2017 “por su enorme labor con los más necesitados, por su compromiso social y el impulso de la educación y la cultura”.
La Reina Doña Sofía recogió el premio en una recepción oficial, agradeciendo a Escuelas Católicas el reconocimiento por la labor social de la Fundación Reina Sofía. Después en audiencia privada la Reina Emérita valoró positivamente la educación de los centros católicos españoles, poniendo en relieve su importancia, no solo en la formación académica sino en la transmisión de valores, referente del proyecto común de Escuelas Católicas, y el papel protagonista de las familias, rasgo fundamental del ideario de nuestros centros. Su Majestad la Reina Doña Sofía también se interesó por la inclusión de los centros católicos, destacando la multiculturalidad y la apertura de las aulas a todo tipo de alumnos.
Los Premios Escuelas Católicas Castilla y León sirven para reconocer la labor de centros educativos y docentes y hacer visible el trabajo y esfuerzo que dedican todos los profesionales pertenecientes a la organización de centros concertados católicos de la región. Además, cada año se reconoce a una persona o institución por su labor por la educación. En la edición de 2017 Su Majestad la Reina Doña Sofía recibió el Premio Extraordinario, pero no pudo asistir al evento celebrado en Valladolid.
La representación de la organización educativa estuvo compuesta por varios miembros de Escuelas Católicas Castilla y León: Máximo Blanco Morán, presidente; Adolfo Lamata Muyo, vicepresidente; Leandro Roldán Maza, secretario autonómico; Blanca Pajares de Mena, miembro de la junta directiva; y Mariano García Ruano, miembro del Consejo Asesor. Junto a
ellos también estarán Juan Carlos Pérez Godoy, presidente de Escuelas Católicas Nacional, y José María Alvira Duplá, secretario general de Escuelas Católicas Nacional.
“La trayectoria solidaria y comprometida de Su Majestad la Reina Doña Sofía, su lucha por el progreso, bienestar y justicia de la sociedad y, sobre todo, la promoción, estímulo y protección de instituciones de carácter educativo la hacen merecedora de este premio”, comentó el Presidente de Escuelas Católicas Castilla y León, Máximo Blanco Morán, durante la audiencia oficial en la que se entregó el premio a la Reina Emérita.
Escuelas Católicas Castilla y León quiso premiar el trabajo de la Reina Doña Sofía y su fundación. “La Fundación Reina Sofía es un referente en su compromiso con los más débiles y en su trabajo para que todos los niños tengan acceso a una educación de calidad”, explicó el jurado en su resolución.
“El esfuerzo de Su Majestad se fundamenta en la dotación de infraestructuras pero también en la enseñanza de valores que sirvan a los más pequeños en su futura integración en la comunidad social. Sus múltiples proyectos socioeducativos iniciados están dirigidos a la intervención social individual y la búsqueda de la transmisión de valores positivos que ayuden a mejorar el desarrollo integral de la infancia”, añadió el jurado de Escuelas Católicas Castilla y León.

TEMAS |
.
Fondo newsletter