«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

¿Miedo a los truenos? Consejos para que tu perro pueda superarlo

/p>

Seguro que la semana pasada no fue precisamente tranquila para nuestros perros. Al menos para aquellos a los que les asustan los estruendosos truenos de las tormentas que se han repetido por todo el país.
Ver a un perro de 40Kg esconderse en la bañera de casa cuando comienza una tormenta es bastante curioso, la verdad. Lo mismo ocurre cada vez que la fiesta de turno nos alegra con sus coloridos fuegos artificiales. Se ve que los organizadores no tienen perro.
El miedo a esos sonidos tan graves es algo muy común, independientemente del tamaño del perro. Y en algunos casos ese miedo se convierte en pánico y puede llegar a ser peligroso para él e incluso para el dueño. Así que lo mejor es intentar salvar la situación tomando algunas medidas que pueden ayudar a tranquilizar a nuestro mejor amigo:

Juguetes y/o chucherías
Nunca debemos premiar al perro cuando tiene una conducta indeseada (y en este caso lo es), pero en mi opinión es más importante que el perro se distraiga y no preste atención a los truenos, que preocuparnos por su educación en esos momentos.
De nada vale darle un trocito de salchicha que le va a durar unos segundos. Dale un premio que sepas que le gusta y que tardará en comerse (un hueso, por ejemplo).
Es posible que ignore por completo tus atenciones y tengas que probar con otro de los siguientes consejos.

Mimos
Igual que en el caso anterior, no estamos premiando su conducta, solo intentamos calmarle. Y para eso es imprescindible que tú también lo estés.
Es como un niño y solo se calmará si no percibe el estado de nervios en el que te está poniendo con tanto ladrido y lloriqueo.
Intenta que se tumbe y tranquilízale con caricias y hablándole con cariño.

Escondite
Permítele que se esconda donde quiera. Si como el mío elige la bañera, pues que se esconda allí, él sabrá. Se trata de que encuentre un lugar seguro donde pueda tranquilizarse un poco.
No le fuerces a salir porque podría ser peligroso. Hasta el perro más tranquilo y cariñoso puede llegar a morderte en situaciones de pánico.

strong>Camisetas y bozales anti estrés
Existen unas camisetas anti estrés para perros que, mediante presión en determinadas partes de su cuerpo, consiguen calmarle en este tipo de situaciones.
Son muy recomendables para estos casos de ruidos fuertes, pero también para viajes largos en el coche, por ejemplo.
De igual forma actúa el bozal anti estrés, aunque está más enfocado a evitar los ladridos indeseados.

Ruido
Mi hermana acaba de tener su primer hijo y nos enseñaba como, con un secador de pelo, conseguía que dejase de llorar y se calmara un buen rato.
Ese ruido tan molesto para mi tiene algo que es capaz de relajar a un bebé. Y al parecer también puede relajar a tu perro. Confieso que no lo he probado en una situación de estrés pero sé que a mi perro le encanta el secador, aunque siempre he pensado que era por el aire caliente y no por el ruido.

Estos son solo algunos consejos para conseguir pasar el mal rato, pero lo ideal es educar al perro para que aprenda a no temer las tormentas. Una forma de hacerlo es haciéndole escuchar truenos cada cierto tiempo para que se acostumbre a ellos (hay muchos archivos de audio y video por internet).
El ejercicio continuado también ayuda. Disminuye su ansiedad, lo que puede evitar que pierda la calma en situaciones como estas.

/p>

TEMAS |
.
Fondo newsletter