PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

VOX presenta la Agenda España para defender la libertad y la prosperidad de todos los españoles

Una respuesta patriótica a la agenda globalista
Panorámica del escenario durante el discurso de Santiago Abascal en la presentación de la Agenda España.

El líder de VOX, Santiago Abascal, ha presentado este domingo la Agenda España, una respuesta que las agendas globalistas que, a juicio de la formación, «pretenden la destrucción de las clases medias, la liquidación de la soberanía de las naciones y el ataque a la familia, la vida y las raíces comunes de Occidente».

La Agenda España «tiene como único objetivo proteger a los españoles, atender a sus necesidades y dotar a las próximas generaciones de un horizonte de libertad, igualdad, prosperidad, justicia y respeto por sus valores y tradiciones».

En su discurso, Santiago Abascal ha señalado que la agenda de Sánchez y la de Casado es la misma, un plan que pasa por «promover la inmigración masiva, la ideología de género, la religión climática, un multiculturalismo fracasado y prohibir nuestra cultura arrancando raíces y silenciando la historia». «Tenemos nuestra propia agenda, y no es la de VOX, sino la de España, la agenda que votaría la mayoría de españoles», ha añadido.

Asimismo, ha reprochado al líder del PP, Pablo Casado, que sea un «burdo relevo» de las políticas del PSOE. «Para ellos, el cambio significa que 10.000 socialistas se van al paro y entran 10.000 del PP», ha señalado, al tiempo que ha puesto en duda que Casado vaya a derogar las leyes del Gobierno de Pedro Sánchez. «No lo hicieron cuando tenían casi 200 escaños», ha recordado Abascal, en referencia a la mayoría absoluta dilapidada por Mariano Rajoy.

También ha asegurado que VOX no es más que «un instrumento al servicio de España» y ha recordado los hitos logrados por su partido, como la condena a los líderes del golpe separatista o las recientes sentencias del Tribunal Constitucional declarando ilegales el primer estado de alarma y el ‘cerrojazo’ del Congreso, decisiones que ya hubieran llevado a la dimisión «de cualquier Gobierno de Europa».

Deja una respuesta