Diplomáticos advierten que Evo Morales busca ‘desmembrar’ Perú para dar salida al mar a Bolivia

El expresidente llegará a Cuzco los próximos 20 y 21 de diciembre
Evo Morales y Pedro Castillo se dan la mano durante la toma de posesión de Castillo como presidente de Perú. EUROPA PRESS

Excancilleres y exviceministros de Relaciones Exteriores emitieron un pronunciamiento en contra de la llegada a la ciudad del Cuzco -antigua capital del imperio inca- del expresidente de Bolivia, Evo Morales, el próximo 20 y 21 de diciembre para una reunión de Runasur, una organización castrochavista a la que consideran una «clara amenaza» a la «soberanía, independencia y seguridad nacional».

«La sola convocatoria a la reunión del Cusco constituye una intromisión e injerencia inaceptables y que viola las normas fundamentales de las cartas de las Naciones Unidas y de la OEA (Organización de los Estados Americanos)», sostienen en el pronunciamiento titulado «En Defensa de la Soberanía».

Suscriben el pronunciamiento los excancilleres Allan Wagner Tizón, José Antonio García Belaunde y Ricardo Luna Mendoza, así como los ex viceministros de Relaciones Exteriores: Alfonso Rivero Monsalve, Hugo Palma Valderrama, Alejandro Gordillo Fernández, Eduardo Ponce Vivanco, Jorge Voto Bernales Gatica, José Antonio Arróspide del Busto, Fernando Rojas Samanez y Hugo de Zela Martínez. «Las autoridades están obligadas constitucionalmente a adoptar inequívocas medidas que impidan tan ofensiva, no autorizada y perniciosa reunión”, añaden.

Los embajadores advierten que se tendría como finalidad “desmembrar al Perú otorgando a Bolivia una salida soberana al Pacífico y así conformar una ‘nación aymara’ como extensión territorial boliviana».

«Para ejecutar su proyecto, Morales es explícito en su desafiante convocatoria. Presenta un «Decálogo de Runasur»: fundar una “América Plurinacional” a semejanza de la denominación que aplicó en Bolivia. Señala que sus actores serán pueblos indígenas, obreros, profesores, campesinos y académicos escogidos con la misión de capturar el poder”, agregan.

En el pronunciamiento, los diplomáticos peruanos sostienen que Runasur es un proyecto geopolítico transnacional «para dejar de lado a los estados, su respectiva soberanía e independencia y, desde luego, los regímenes democráticos existentes».

Inteligencia advierte sobre la influencia de Morales en Perú

El arribo constante de agentes cubanos y bolivianos al Perú desde que asumió la presidencia el comunista Pedro Castillo ha encendido las alarmas de los organismos de Inteligencia y la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República, ante lo que sería una avanzada de las narcodictaduras bolivarianas para apoderarse del país andino.

La Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) advirtió, a través de un informe remitido a la Dirección de Seguridad y Defensa del Ministerio de Relaciones Exteriores, que los ingresos al Perú y las salidas de operadores políticos del expresidente boliviano Evo Morales no fueron registradas por Migraciones.

“La cada vez mayor presencia e influencia de Morales en el Perú abrirá espacios hacia una mayor politización de sectores extremistas sobre temas sensible como el cambio de Constitución y la despenalización de la hoja de coca”, refiere el documento, elaborado por José Luis Fernández Latorre, jefe de la DINI.

En el documento, difundido por el dominical Panorama, se señala que Cecilio Máximo Ilasca Quispe, integrante del Movimiento al Socialismo (MAS) registra oficialmente como última fecha de entrada y salida al país en enero de 2019. Sin embargo, no hay rastro de su paso por las ciudades de Cusco, Puno y Lima, donde participó en diversas actividades en los últimos meses.

Casos similares son los de Dionisio Núñez Tangara, exviceministro de Coca y Desarrollo Integral boliviano, y de Delina Chile Mamani, ex integrante de la Federación Sindical de Campesinos del Norte de Potosi. Ambos participaron en una asamblea el 2 de octubre en Pichari (Cusco), y su entrada al país no figura.

El informe de la DINI indica que Núñez Tangara y Chile Mamani participaron en un encuentro con cocaleros peruanos “con miras a compartir” la experiencia boliviana para legalizar la hoja de coca en la Constitución, propuesta que también “contempla” la expulsión de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). “[Esto] puede terminar beneficiando el desarrollo del narcotráfico en nuestro país”, subraya.

Evo Morales: persona non grata

La Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso peruano, encabezada por el legislador Ernesto Bustamante (Fuerza Popular), acordó declarar el pasado 22 de noviembre persona non grata a Evo Morales por “su negativo activismo político en el Perú y su evidente injerencia e intromisión en la agenda política”.

“La Comisión de Relaciones Exterior del Congreso de la República del Perú, acuerda: Declarar persona non grata a Juan Evo Morales Morales Ayma en nuestro país por su negativo activismo político en el Perú y su evidente injerencia e intromisión en la agenda política, social y económica del gobierno del Perú, en claro perjuicio de los intereses del pueblo peruano; exhortando a las autoridades competentes que se prohíba su ingreso a nuestro país para estos propósitos”, establece parte del pronunciamiento de la Comisión.

En las justificaciones, la Comisión de Exteriores recordó que Morales visita el Perú “reiteradamente” desde julio para sostener reuniones proselitistas con organizaciones políticas y gremios, siendo atendido con vehículos oficiales y seguridad del Estado; esto último durante el tiempo en que el exguerrillero y simpatizante de la dictadura cubana, Héctor Béjar, ocupó la Cancillería.

De acuerdo con el grupo de trabajo legislativo, el líder cocalero incluye en su agenda por el Perú la estatización de recursos naturales, nacionalización de los hidrocarburos, separación de tierras quechuas y aymaras en la nación peruana y el manifestarse contra organizaciones como la DEA y USAID.

Deja una respuesta