«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
DE LA MANO DE LA TIBIA OPOSICIÓN DE Juntos por el Cambio

El kirchnerismo quiere utilizar la pandemia para aplazar las elecciones

El presidente peronista, Alberto Fernández. Reuters

Como si la crisis sanitaria que azota al mundo entero y la grave situación política, social y económica que atraviesa la Argentina fuesen pocos motivos de preocupación para salir adelante, ahora el Gobierno de Alberto Fernández decididamente se ha empecinado en modificar el desarrollo del próximo proceso electoral.

Más allá de las necesidades y ambiciones de perpetuarse en el poder, el kirchnerismo no duda ni escatima esfuerzos en manipular y tergiversar todo aquello que le convenga. En esta ocasión, es claro y muy visible el empecinamiento intencional por lograr el cambio de fecha de las elecciones legislativas.

Con la excusa de la pandemia y la llegada del invierno, y por los riesgos sanitarios que esto implica, el Poder Ejecutivo decidió enviar al Congreso un borrador del proyecto para postergar las elecciones primarias hasta el 12 de septiembre y los comicios generales, hasta el 14 de noviembre. Dicho proyecto estaría consensuado con la oposición de Juntos por el Cambio, según lo expresado tras un encuentro del que participaron desde el oficialismo, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro, y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Del lado de la oposición estuvieron presentes: Mario Negri, Cristian Ritondo y Juan Manuel López, los jefes de bloque de la UCR, el PRO y la Coalición Cívica. La reunión transcurrió en un clima cordial, al margen de las tensiones previas ocasionadas por el propio presidente Alberto Fernández, quien calificó a la oposición de “imbéciles” y “miserables” por cuestionar las medidas impuestas por la segunda ola de coronavirus. “Hay una coincidencia en la gravedad de la segunda ola. Agosto es un mes en el que hay muchas enfermedades respiratorias. Sería óptimo empezar a discutir el corrimiento de la elección por lo menos un mes. Estamos hablando de un mes más de vacunación”, propuso De Pedro.

Si bien desde la oposición confirmaron que estudiarán la propuesta y darán una respuesta en lo inmediato, nada hace prever un acuerdo en buenos términos. «Vamos a estudiar primero la mesa del interbloque y luego con nuestros diputados la propuesta que nos llegó del gobierno nacional. Después lo evaluaremos con la mesa nacional de Juntos por el Cambio y ahí vamos a dar una respuesta», expresó el presidente del bloque de diputados nacionales de PRO, Cristian Ritondo. «Básicamente queremos un proceso electoral impecable, con PASO, con mucha participación ciudadana. Estamos dispuestos a encontrar la forma de que se haga de la mejor manera no cambiando las reglas de juego, pero eligiendo antes de que comience el cronograma las mejores fechas para votar», advirtió a este diario Juan López, de la Coalición Cívica.

Por su parte, la diputada oficialista, Cecilia Moreau, dijo que tienen las mismas reglas de la elección «y no se está discutiendo la suspensión». «Otras reformas más profundas las vamos a discutir fuera de este año electoral», añadió.

En los detalles del texto del proyecto se citan ejemplos internacionales y se señala que «dado que la celebración de elecciones implica necesariamente la movilización y reunión de personas, y que el virus se propaga a través del contacto entre individuos, los países han debido adaptar sus procedimientos para conciliar el cuidado de la salud pública».

Entre otras cosas, el proyecto de ley propone, además, modificar el plazo para presentar listas, que pasaría de ser 50 días antes a ser 45 días antes de la elección, para que den los tiempos con el escrutinio definitivo de las primarias. Lo mismo ocurre con la campaña, que pasaría de empezar 50 días antes a hacerlo 45 días antes. «La lucha contra la pandemia nos involucra a todas y todos. Por indicación de Alberto Fernández, con Sergio Massa convocamos a la oposición a conformar una comisión conjunta de seguimiento. Quiero agradecer la voluntad de diálogo. El país necesita que actuemos sin mezquindades», advirtió el ministro del Interior Wado De Pedro.

El kirchnerismo avanza y no se detiene. Gracias a la Constitución de 1994, se establecieron algunos principios que tratan de «resguardar la estabilidad del sistema electoral y evitar la manipulación de la ley electoral por una mayoría circunstancial o a sola voluntad del Ejecutivo». En todo esto, el artículo 99, inc. 3º establece que el Presidente no puede dictar Decreto de Necesidad y Urgencia en materia electoral y de partidos políticos.

.
Fondo newsletter