«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
CRECEN LAS SOSPECHAS CONTRA HERNÁNDEZ

El Presidente Honduras es objeto de una investigación en EEUU por narcotráfico

Estados Unidos está investigando al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, reveló un nuevo documento judicial, lo que aumenta la presión sobre el mandatario al que fiscales norteamericanos ya han acusado de participar en el sangriento tráfico de drogas en su país.

En el documento presentado la noche del viernes en el Distrito Sur de Nueva York en el caso del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes, los fiscales estadounidenses reconocieron que el propio Hernández es objeto de una investigación, junto con otros funcionarios «de alto rango».

El texto no aclara por qué se investiga a Hernández, en el poder desde 2014. El mes pasado fiscales indicaron, en otro informe relacionado con el mismo caso, que el gobernante «aceptó millones de dólares en ganancias del tráfico de drogas» a cambio de proteger a narcotraficantes de los órganos de cumplimiento de la ley y de una eventual extradición a Estados Unidos.

El gobierno de Honduras no respondió a las solicitudes de comentarios. Hernández ha negado rotundamente cualquier vínculo con los cárteles de la droga.

La revelación de que los fiscales estadounidenses investigan al mandatario, que ha sido un aliado clave de Estados Unidos en Centroamérica, podría complicar los esfuerzos del gobierno de Joe Biden para invertir 4,000 millones de dólares en la región, abordando las raíces de la migración desde esa zona.

Los fiscales también señalaron que apenas se ha recibido ayuda del gobierno hondureño en las investigaciones en curso y lo acusan de proporcionar «solo registros limitados» y de no cumplir con las solicitudes de extradición de posibles testigos contra el presidente.

El nombre de Hernández, al que se identifica en los textos como CC-4, ha aparecido con frecuencia en los documentos judiciales de Estados Unidos contra Fuentes, así como en el exitoso caso de tráfico de drogas contra el hermano del gobernante, Tony Hernández.

Otros documentos judiciales también muestran que, alrededor de 2013, la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, comenzó a investigar a Hernández y a otros por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Sin embargo, el señalamiento del viernes parece ser la primera confirmación de los fiscales de que el presidente hondureño está siendo investigado actualmente por el país norteamericano.

.
Fondo newsletter