'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
SEGÚN PRISONERS DEFENDERS

El régimen cubano detuvo a más de 1.000 presos políticos en el último año, 33 de ellos menores

Prisoners Defenders ha cifrado en 1.167 los presos políticos en Cuba en los últimos 12 meses, frente a los 135 con los que comenzó febrero de 2021, según datos hechos públicos este jueves.

Actualmente, la organización tiene verificados a 1.007 presos políticos condenados, pero ha advertido de que esta cifra «no es más que una fracción, entre el 60 y el 70 por ciento de las cifras reales», cuya verificación total es «simplemente inalcanzable por organización alguna». Del total, al menos 130 mujeres son presas políticas de Cuba.

De estos 1.007, Prisoners Defenders ha constatado que 869 son presos de las protestas del 11J. Decenas de detenidos han sido liberados en los últimos meses, pero con unas multas «de cuantías exacerbadas para Cuba», ha informado.

De los presos derivados de la represión de las protestas, Prisoners Defenders ha indicado que al menos 33 son niños –29 varones y cuatro niñas–. De 13 años hay uno; de 15, tres; de 16 años, nueve; y de 17 años, veinte.

Además, el 50 por ciento, 16 niños y niñas, han sido acusados de sedición. Prisoners Defenders ha denunciado que entre ellos hay niños con «impedimentos y retrasos mentales incompatibles con la violencia y mucho menos con la sedición».

«Estas cifras son escandalosas, terroríficas, y sólo una parte de las cifras reales«, ha incidido Prisoners Defenders.

En total, 168 prisioneros políticos verificados han sido procesados con el cargo de sedición y al menos 629 prisioneros ya han sido sentenciados. De ellos, 257 con penas de más de diez años, el 41 por ciento.

La organización ha reconocido, como cada mes, a los otros 11.000 civiles jóvenes no pertenecientes a organizaciones opositoras, 8.400 de ellos convictos y 2.538 condenados, con penas medias de dos años y diez meses de cárcel, mediante condenas «pre-delictivas», es decir, sin delito alguno cometido –como indica textualmente el Código Penal en su artículo 76.1 del Código Penal.

A estos 11.000 civiles, por ser personas proclives a cometer delitos en un futuro «por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista» –según explica el Código Penal– les corresponden penas de entre uno y cuatro años de prisión sin delito investigado ni cometido.

Prisoners Defenders ha sostenido desde el inicio que esto es una ‘razzia’, ya que han sido detenidas más de 5.000 personas y más de 1.500 han sido procesadas.

«El trabajo constante de nuestros activistas en la isla, así como el de todas las ONGs, las familias de afectados y toda la sociedad civil, están poniendo de relieve la tenebrosa realidad de Cuba», ha indicado.

Noticias de España

.
Fondo newsletter