El secretario de Estado comunista que dirige la Agenda 2030 que arruina al campo de CyL entra en la precampaña electoral

ENRIQUE SANTIAGO PARTICIPARÁ EN LA PRESENTACIÓN DE CANDIDATOS DE PODEMOS
Enrique Santiago, secretario de Estado de la Agenda 2030. Europa Press

El secretario de Estado para la Agenda 2030, el comunista Enrique Santiago, asistirá este sábado en Valladolid a la presentación de los candidatos de Unidas Podemos en las elecciones del próximo 13 de febrero en Castilla y León. Le acompañará la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, y secretaria general del partido, Ione Belarra.

Enrique Santiago, abogado de los terroristas de las FARC y defensor de las dictaduras narcocomunistas, se convirtió en marzo de 2021 en el secretario de Estado de la Agenda globalista que busca imponer la religión climática, el dogma de la ideología de género y el multiculturalismo.

La Agenda 2030, que destruye miles de puestos de trabajo y acelera el drama de la despoblación, propone «ampliar la gobernanza mundial«, es decir, someter a la población de todo el mundo a sus postulados ideológicos, supedita el fin de la pobreza a cuestiones como el cambio climático, favorece la llegada masiva de inmigrantes ilegales y combate la energía nuclear.

Además, la agenda globalista estigmatiza el modo de vida de agricultores y ganaderos… y a través de la llamada «transición ecológica» pretende cargar a los productores con regulaciones inasumibles que les arruinan.

La política de puertas abiertas al producto extranjero que impulsa supone la desaparición de numerosas explotaciones agrícolas y ganaderas, incapaces de hacer frente a la competencia desleal de los productos procedentes de países como Marruecos o Sudáfrica.

Además, no tiene ningún plan realista que garantice la preservación del medio ambiente y sus medidas únicamente van destinadas a crear un orden político nuevo que modifique la vida de las personas. A través de los denominados «impuestos verdes» pretende trasferir ingentes cantidades de los trabajadores a las élites y multinacionales que impulsan dicha agenda climática. Esas élites hacen la vista gorda ante los crímenes medioambientales perpetrados por potencias como China mientras criminalizan el modo de vida rural.

Deja una respuesta