Hunter Biden negoció con miembros del Partido Comunista chino y pagó a mujeres relacionadas con redes de prostitución

LAS CONCLUSIONES DEL INFORME DESCLASIFICADO
Joe Biden y su hijo, Hunter Biden

El informe sobre la corrupción de los Biden desclasificado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ratifica que Hunter hizo negocios con miembros del Partido Comunista de China que proporcionaron millones de dólares en ingresos y pagó a mujeres relacionadas con redes de prostitución del Este y la trata de blancas. Todo ello con conocimiento de su padre, Joe Biden, hoy mandatario electo.

La corrupción de los Biden: conclusiones

-A principios de 2015, el exsubjefe de misión interino de la embajada de Estados Unidos en Kiev (Ucrania), George Kent, expresó su preocupación a los funcionarios de la oficina del vicepresidente Joe Biden sobre la percepción de un conflicto de intereses con respecto al papel de Hunter Biden en la junta de Burisma. Las preocupaciones de Kent no fueron atendidas, y en septiembre de 2016, enfatizó en un correo electrónico a sus colegas: “Además, la presencia de Hunter Biden en la junta de Burisma es muy incómoda para todos los funcionarios estadounidenses que impulsaban una agenda anticorrupción en Ucrania”.

-En octubre de 2015, el alto funcionario del Departamento de Estado, Amos Hochstein, expresó su preocupación al vicepresidente Biden, así como a Hunter Biden, de que la posición de Hunter en la junta de Burisma ayudaba a los esfuerzos de desinformación de Rusia y corría el riesgo de socavar la política estadounidense en Ucrania.

-Aunque Kent creía que el papel de Hunter Biden en la junta directiva de Burisma era incómodo para todos los funcionarios estadounidenses que impulsaban una agenda anticorrupción en Ucrania, los comités solo conocen a dos personas: Kent y el exenviado especial y coordinador de asuntos energéticos internacionales de EEUU, Amos Hochstein, quien expresó sus preocupaciones al vicepresidente Joe Biden (Hochstein) o su personal (Kent).

-La incomodidad para los funcionarios de la Administración Obama continuó mucho después de su presidencia. El exsecretario de Estado John Kerry tenía conocimiento del papel de Hunter Biden en la junta de Burisma, pero cuando se le preguntó al respecto en un evento en el Ayuntamiento en Nashua, N.H. el 8 de diciembre de 2019, Kerry mintió: “No tengo conocimiento de nada de eso. Ninguna. No”. La prueba de los contrario se detalla en la Sección V.

-La exsubsecretaria de Estado para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Victoria Nuland, testificó que confrontar a los oligarcas enviaría un mensaje anticorrupción en Ucrania. Kent dijo a los Comités que Zlochevsky era un “oligarca odioso”. Sin embargo, en diciembre de 2015, en lugar de seguir los objetivos de Estados Unidos de confrontar a los oligarcas, el personal del vicepresidente Biden le aconsejó que evitara comentar sobre Zlochevsky y le recomendó que dijera: “No voy a poner nombres o acusar a personas”.

-Hunter Biden trabajaba en la junta de Burisma (supuestamente como consultor sobre gobierno corporativo y transparencia) cuando Zlochevsky supuestamente pagó un soborno de 7 millones de dólares a funcionarios que trabajaban bajo el cargo del fiscal general de Ucrania, Vitaly Yarema, para “cerrar el caso contra Zlochevsky”. Kent testificó que este soborno ocurrió en diciembre de 2014 (siete meses después de que Hunter se uniera a la junta de Burisma) y, después de enterarse, él y el Asesor Legal Residente informaron esta acusación al FBI.

-Hunter Biden fue un protegido del Servicio Secreto de EEUU desde el 29 de enero de 2009 hasta el 8 de julio de 2014. Un día antes de su último viaje como protegido, Time publicó un artículo que describía los esfuerzos de lobby de Burisma para los funcionarios de EEUU y la participación de Hunter en la junta de Burisma. Antes de terminar su destacamento protector, Hunter Biden recibió protección del Servicio Secreto en viajes a múltiples lugares en el extranjero, incluidos Moscú, Pekín, Doha, París, Seúl, Manila, Tokio, Ciudad de México, Milán, Florencia, Shanghái, Ginebra, Londres, Dublín, Múnich. , Berlín, Bogotá, Abu Dhabi, Nairobi, Hong Kong, Taipei, Buenos Aires, Copenhague, Johannesburgo, Bruselas, Madrid, Mumbai y Lago Como.

Andrii Telizhenko, la personificación demócrata de la desinformación rusa, se reunió con funcionarios de la Administración Obama, incluida Elisabeth Zentos, miembro del Consejo de Seguridad Nacional de Obama, al menos diez veces. Una empresa de cabildeo demócrata, Blue Star Strategies, contrató a Telizhenko de 2016 a 2017 y continuó solicitando su ayuda tan recientemente como en el verano de 2019. Un artículo de noticias reciente detallaba otros contactos extensos entre Telizhenko y funcionarios de la administración Obama.

-Además de los más de 4 millones de dólares pagados por Burisma por las membresías de Hunter Biden y Archer en las juntas directivas, Hunter Biden, su familia y Archer recibieron millones de dólares de ciudadanos extranjeros con antecedentes cuestionables.

-Archer recibió 142.300 dólares de Kenges Rakishev de Kazajstán, supuestamente por un automóvil, el mismo día que el vicepresidente Joe Biden apareció con el primer ministro ucraniano Arsemy Yasenyuk y se dirigió a los legisladores ucranianos en Kiev sobre las acciones de Rusia en Crimea.

-Hunter Biden recibió una transferencia bancaria de 3,5 millones de dólares Elena Baturina, la esposa del exalcalde de Moscú.

-Hunter Biden abrió una cuenta bancaria con Gongwen Dong para financiar una ola de gastos globales de 100.000 dólares con James Biden y Sara Biden.

-Hunter Biden tenía asociaciones comerciales con Ye Jianming, Gongwen Dong y otros ciudadanos chinos vinculados al Gobierno comunista y al Ejército Popular de Liberación. Esas asociaciones dieron como resultado millones de dólares en flujo de caja.

Hunter Biden pagó a mujeres no residentes que eran nacionales de Rusia u otros países de Europa del Este y que parecen estar vinculadas a una “red de prostitución o tráfico de personas de Europa del Este”.

Deja una respuesta