'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Se revela una gestión mediocre en lo referente a migraciones

La falta de pasaportes en Perú destapa un posible nuevo caso de corrupción del Gobierno comunista de Castillo

El presidente izquierdista de Perú, Pedro Castillo. Europa Press
El presidente izquierdista de Perú, Pedro Castillo. Europa Press

Los peruanos se han visto afectados por la falta de pasaportes, una situación que la Superintendencia Nacional de Migraciones no ha podido explicar con claridad.

De acuerdo con las primeras indagaciones, la mala gestión de Migraciones -que ha ocasionado que miles de peruanos paralicen sus viajes, trabajos o trámites urgentes que tienen que hacer en el extranjero- ha empeorado bajo el Gobierno comunista de Pedro Castillo.

Nuevo Gobierno, nueva crisis

La crisis en Migraciones se remonta a inicios de 2021, bajo el Gobierno del Partido Morado, cuando se dio una escasez de pasaportes ante el aumento de solicitudes que recibió la institución tras la reapertura de las oficinas en todo el país luego de las restricciones por la pandemia del covid-19. Solo en 2021 se emitieron 698 mil pasaportes.

Por ello, se recomendó la adquisición de pasaportes para enfrentar la demanda proyectada al 2022. En agosto del año pasado, la gestión de la entonces Superintendenta Nacional de Migraciones, Roxana del Águila, advirtió de la urgencia de adquirir 700,000 pasaportes.

Pero la nueva gestión omitió las recomendaciones, y recién en enero de este año se entregó la buena pro a la empresa ganadora, cuyo contrato se firmó en el mes de febrero.

La crisis ‘ha sido provocada

Según Jorge Nieto Montesinos, exministro de Defensa, la actual gestión canceló el proceso de compra de libretas para pasaportes que dejó la administración saliente con el propósito de convocar una nueva licitación, lo cual deja abierta la sospecha de un posible caso de corrupción en Migraciones.

Había un proceso de compra de libretas para pasaportes puesto en marcha por la gestión del Gobierno anterior. La nueva gestión canceló lo avanzado e hizo un nuevo proceso de compra para «abrir la licitación”, tuiteó.

“En suma, querían comprar ellos. Pudieron comprar un tercio con el proceso ya iniciado y dos tercios con «su» proceso. Eran 700 mil libretas. No, querían comprar todo. ¿Por qué? Si, imaginas bien. Además, ha habido un aumento significativo de la demanda de pasaportes”, también apuntó el exministro.

En diálogo con Canal N, la exsuperintendente de Migraciones, Roxana del Águila -retirada en septiembre del año pasado por el Gobierno comunista-, aseguró que la crisis de pasaportes “ha sido provocada”, y que la actual gestión de Migraciones «ha sacado a todos los técnicos directivos de tecnología”, lo cual explicaría el pésimo manejo que viene dándose.

Gestión mediocre

Para José Luis Gil, analista político y experto en inteligencia y seguridad ciudadana, la crisis se debe a la pésima calidad de funcionarios nombrados por el Gobierno comunista de Castillo, cuya incompetencia provocará no solo una crisis en el ámbito nacional, sino también en el extranjero, pues los pasaportes electrónicos deben cumplir con ciertas características para ser reconocidos, y que cualquier otro pasaporte no será aceptado en países miembros de la Unión Europea.

Lo que está pasando en Migraciones es el resultado de una gestión estructuralmente mediocre. La designación de funcionarios de este Gobierno ha ido de mal en peor. Todos son de muy mala calidad. Hasta setiembre del año pasado, encabezaba Migraciones una excelente profesional, Roxana del Águila, quien incluso había ganado un buen número de certificaciones por la mejora de procesos”, apunta el analista.

“Castillo designó, con el aval del ministro Carrasco, a una persona sin ninguna experiencia que desarmó todos los procesos de compras de pasaportes, tiró al tacho todo e hizo sus propios procesos, provocando esta situación dañina, no solo en el ámbito nacional, también en el internacional, porque cuando Europa levantó la visa Schengen para el Perú, exigió una cantidad de requisitos, y que gracias a la gestión de Migraciones se cumplieron. Ahora que no están emitiendo pasaportes electrónicos, las personas que quieran viajar con cualquier pasaporte que les den hoy, y no sea el electrónico con determinadas características, no van a poder entrar a Europa. Esto es producto de la absoluta incompetencia de los funcionarios nombrados por este gobierno”, advierte Gil.

“Haberse traído abajo procesos de compra de primera línea para entrar a procesos muy mediocres y manipulables, obviamente invita a que sean fácilmente presas de la corrupción. El signo de este Gobierno, como ya hemos visto en todos los niveles y designaciones, es su proclividad a la delincuencia y la corrupción”, agrega.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter