La Fiscalía, al servicio del Gobierno de Sánchez: rechaza investigar al ministro Ábalos por el ‘Delcygate’

TRAS LA QUERELLA DE VOX POR PREVARICACIÓN

La Fiscalía ha informado a la Sala Segunda del Tribunal Supremo en contra de admitir la querella presentada por el partido VOX contra el ministro español de Transportes, José Luis Ábalos, por permitir la entrada en el espacio aéreo de Delcy Rodríguez, vicepresidenta del tirano Nicolás Maduro, que tiene prohibido su paso por territorio europeo desde 2017 por orden del Consejo de la Unión Europea por formar parte de un régimen que viola sistemáticamente los derechos humanos y ha desmantelado las instituciones democráticas en Venezuela.

VOX presentó una querella contra Ábalos, que mantuvo el encuentro secreto con Delcy el pasado mes de enero, por un delito de prevaricación. Y otra, ante un Juzgado de Instrucción, contra Koldo García Izaguirre, hombre de confianza del ministro, por los delitos de prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos, desobediencia y usurpación de atribuciones.

En un escrito recogido por el diario digital español Vozpópuli, el Departamento que dirige Dolores Delgado, exministra de Pedro Sánchez, ha afirmado que no hay pruebas que demuestren que la intervención del ministro fuera “más allá de lo estrictamente diplomático”. Y recoge su versión de que la mandataria chavista, que , a pesar de que lo tenía prohibido por la vulneración de derechos humanos. no llegó a pisar suelo español, sino que permaneció en zona de tránsito del aeropuerto de Barajas.    

“No olvidemos que además y al parecer, la citada vicepresidenta no llegó a entrar en territorio español, sino que se mantuvo en la zona de tránsito hasta que partió en avión con destino fuera del espacio europeo y que conforme con el Reglamento Europeo y Consejo de 14 de noviembre de 2018, los ciudadanos de Venezuela están exentos de visado”, ha añadido.

Según distintas fuentes, el ministro subió al avión y se entrevistó con Rodríguez, que después bajó del aparato y se desplazó hasta la sala VIP de la terminal de vuelos privados donde permaneció hasta que pudo volar a Doha (Catar).

Deja una respuesta