La Fundación Disenso analiza los resultados provisionales en EEUU: la derrota cultural del Partido Demócrata

LA AGENDA DE TRUMP HA LLEGADO PARA QUEDARSE

La Fundación Disenso ha publicado un estudio sobre las últimas elecciones de Estados Unidos en el que analiza la derrota no proclamada de Donald Trump y el comportamiento de los votantes en unos comicios cuyos resultados han evidenciado “el gran fracaso del proyecto cultural del Partido Demócrata basado en las políticas de identidad y colectivización” y han consolidado “la gran fractura entre las élites y el pueblo”.

El informe ha sido elaborado con los datos provisionales, que ya suponen un fracaso para Joe Biden aunque llegara a confirmarse la victoria que hoy le otorgan los medios de comunicación, y antes de que se resuelvan los litigios judiciales en los estados clave por las sospechas de fraude por parte de los demócratas, una batalla que podría prolongarse durante semanas, dar la reelección a Trump y dotar de doble validez a la investigación.

La derrota de las políticas de identidad

El centro de pensamiento afirma que el discurso en torno a las políticas de identidad, “uno de los grandes dogmas de la corrección política que colectiviza a los ciudadanos en función de su origen étnico, sexo u orientación sexual”, ha quedado en evidencia, “ya que Donald Trump, que durante su mandato ha cuestionado firmemente estas políticas, ha visto cómo su apoyo se ha incrementado entre todos estos segmentos de población”:

-LGTBI: aumento de apoyo del 14% en 2016 al 28% en 2020.
-Hispanos: aumento de apoyo del 29% en 2016 al 32% en 2020.
-Afroamericanos: aumento de apoyo del 8% en 2016 al 12% en 2020.
-Asiáticos: aumento de apoyo del 29% al 31% en 2020.
-Mujeres. aumento de apoyo del 41% en 2016 al 43% en 2020.

El creciente distanciamiento entra la opinión pública (pueblo) y la opinión publicada (élites)

Asimismo, considera en su documento que “las empresas encuestadoras, los editorialistas y los opinadores han confundido sus deseos con la realidad del pueblo estadounidense”. Así, “la demonización del presidente Trump y la caricaturización de sus seguidores no ha mermado la confianza de estos en el primero”. En el estudio, añade, se demuestra cómo “la valoración ciudadana de la institución de la Presidencia ha aumentado durante el mandato de Trump, a diferencia de otras instituciones como el Congreso o los medios de comunicación, que cada vez generan menos confianza por parte de los ciudadanos”.

La agenda de Donald Trump ha llegado para quedarse

El think tank concluye que “los apretados resultados electorales del Partido Demócrata son la constatación de la derrota cultural de su programa”. Donald Trump no ha sido un “accidente” como “la izquierda ha tratado de presentar, sino que su agenda política y cultural va a estar plenamente vigente en la política de EEUU, limitando la acción de los demócratas”.

Dar la batalla cultural funciona (y se traduce en votos)

Por otra parte, recuerda que Donald Trump ha sido el candidato republicano más votado de la historia de Estados Unidos: “Ha sido capaz de ampliar su base electoral en diez millones de votantes con respecto a 2016 sin abandonar ni uno de los principios que le auparon a la Casa Blanca”.

Y finaliza asegurando que “dar la batalla cultural no es solo una obligación moral para los líderes políticos sino que también se traduce en votos”.

Puede descargar el informe en el siguiente enlace.

Deja una respuesta