PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La moción de vacancia contra Pedro Castillo alcanza las firmas necesarias en el Congreso peruano

Sin embargo, los 52 votos necesarios para destituirle lucen lejanos en este momento
El presidente izquierdista de Perú, Pedro Castillo.

Tras la adhesión de las bancadas de Renovación Popular (RP), Fuerza Popular (FP) y Avanza País (AP), la moción de vacancia contra el comunista Pedro Castillo por incapacidad moral permanente impulsada por la legisladora Patricia Chirinos cuenta con más de 30 firmas, habiendo sobrepasado las rúbricas necesarias para ser presentada ante el Pleno del Congreso.

El siguiente paso sería la votación en dicha plenaria, donde se necesita un mínimo de 52 votos a favor para que se convoque al presidente a responder los cuestionamientos.

Actualmente, con las tres bancadas de centroderecha y derecha a favor de la vacancia, no serían suficientes los votos, por lo que necesitan del apoyo de otras fuerzas, como Alianza para el Progreso (APP), Podemos Perú (PP) o Acción Popular (AP), grupos legislativos de centro que podrían inclinar la balanza, aunque sus líderes han declarado que no piensan apoyar la moción.

“No aceptan que un campesino sea presidente del Perú. Hubiera sido igual si César Acuña hubiera sido presidente. Tienen que aceptar la realidad, hoy tenemos un presidente que ha elegido el pueblo”, dijo en una entrevista en Exitosa el excandidato presidencial César Acuña, quien durante la segunda vuelta apoyó a la derechista Keiko Fujimori.

Sobre si su partido apoyaría una eventual vacancia contra Castillo, el empresario afirmó que espera que su bancada “coincida con el pensamiento del fundador”, porque “APP se ha fundado para servir al Perú y la única forma de servir es tratar de defender la institucionalidad y defender la estabilidad”.

No obstante, tras conocer que los congresistas de APP, Gladys Echaíz y Roberto Chiabra, sí respaldan la moción de vacancia presidencial impulsada por Patricia Chirinos, Acuña remarcó que, pesé a pensar en contra, respetará la decisión de ambos legisladores como ya lo ha hecho en anteriores ocasiones de este periodo. “Nosotros respetamos los pensamientos de las personas. No todos podemos pensar igual. Eso es lo importante de un partido: respetar lo que piensan (sus congresistas) y no imponer”, añadió.

“Le tengo mucho respeto a la doctora Echaíz y al general Chiabra, pero ahí se nota el pensamiento limeño y provinciano. Los 13 congresistas provincianos concuerdan su pensamiento. En cambio, la doctora Echaíz y Chiabra, a quienes respeto, tienen su propio pensamiento”, aseveró.

Vacancia, un tema complicado

El primer argumento que sostienen los legisladores de oposición que se niegan a apoyar la vacancia es que se trata de una medida extrema que no cuenta con los votos suficientes. En el parlamento peruano, solo las bancadas de derecha y centroderecha, y los votos sueltos de algunos legisladores de centro, apoyan esta medida, y resulta bastante complicado que se sumen más apoyos, teniendo en cuenta que la bancada oficialista, Perú Libre, cuenta con 38 congresistas, sumando fuerzas con sus aliados del Partido Morado (centroizquierda) y Juntos por el Perú (izquierda progre).

Sin embargo, debido a la situación bastante crítica que sufre el país andino, y la situación de ingobernabilidad e incertidumbre, hay quienes se arriesgan por proseguir con la vacancia, incluso no teniendo los votos, para presionar a Castillo y que este vaya agotando su capital político.

“La oposición ha sido bastante tolerante con Castillo y Perú Libre, cediéndole peligrosamente muchos espacios a los comunistas, cayendo en su juego de mentiras y contradicciones. La oposición se dejó llevar por las narices y era hora de poner un freno. Esta moción es muy importante porque llama a la unidad de la derecha y centroderecha, una unidad sólida. Tengo la impresión de que no se alcanzará la votación suficiente en el Pleno del Congreso, pero es importante porque servirá, en primer lugar, para que Castillo finalmente dé la cara y se vea obligado a enfrentar a la oposición mientras se ventilan sus tropelías. Por otro lado, servirá para ir midiendo fuerzas teniendo en la mira la vacancia definitiva que ha de llegar sin duda alguna. Recordemos que, tanto en el caso de Pedro Pablo Kuczynski como con Martín Vizcarra, sólo procedieron las vacancias en el segundo intento”, opina Luciano Revoredo, director del portal de noticias y opinión La Abeja.

Por otro lado, Javier Bedoya Denegri, analista político, abogado y presidente del movimiento Pro, considera que, si bien la vacancia contra Castillo es “necesaria y urgente”, esta debe ser analizada minuciosamente, entendiendo los escenarios y posibilidades.

“La vacancia de Castillo es necesaria y urgente, pero se tiene que presentar la moción sabiendo que cuentas con los votos, de lo contrario el gobierno sale fortalecido, la oposición pierde seriedad y la vacancia pierde legitimidad. La oposición no tiene las 52 firmas que se necesitan para citar a Castillo al Pleno. Además, hay que persuadir a la población, sobre todo en provincias, de que la vacancia presidencial es la única salida a la incertidumbre política que influye negativamente en la recuperación económica. Si no hay respaldo de la población a la vacancia, la oposición se debilita y sale fortalecido Castillo. He escuchado decir que, si no se logran los votos, por lo menos es un ‘llamado de atención’ al presidente. Me parece que están equivocados. Falta madurez política y seriedad en la oposición”, advierte.

Castillo reta al Congreso

Pedro Castillo retó al Congreso que pida su vacancia “ante el pueblo” y “no dentro de cuatro paredes”, pidiendo que rindan cuentas al país por los más de cien días de trabajo, las leyes que han trabajado y que “no obstruyan” su camino.

«Quisiera invocar a los congresistas que están pidiendo otra cosa, que vengan y caminen conmigo y pidan mi vacancia ante el pueblo, acá en estos espacios, no dentro de cuatro paredes. Compañeros yo he pasado por muchas luchas más cruentas y hoy que soy gobierno no voy a retroceder», dijo durante un mitin en Huancavelica, ciudad ubicada en la sierra peruana.

«Hemos pasado más de 100 días de Gobierno y el Congreso de la República y el pueblo, como está en su derecho, nos ha pedido un informe de lo que estamos haciendo. Tanto los congresistas como el Gobierno hemos sido elegidos en la misma fecha, en la misma oportunidad. Ustedes se fueron a las urnas a elegir congresistas y gobierno central y desde acá debo decir que es momento también que el Congreso rinda cuenta al país de estos más de 100 días ¿qué cosa está haciendo por el Perú? y que informen cuántas leyes han hecho por el país y que no me obstruyan el camino«, indicó.

Popularidad en picada

El gobierno comunista que ocupa el Poder Ejecutivo peruano se ha desgastado en poco más de tres meses de gestión. A mediados de noviembre, la encuesta urbano-rural de El Comercio-Ipsos evidenció que el apoyo a la gestión de Pedro Castillo disminuyó siete puntos porcentuales, pasando de 42% a 35%.

Además, su desaprobación aumentó nueve puntos en el mismo período -finales de octubre a quincena de noviembre-, pasando de 48% a 57%.

El rechazo al trabajo de Castillo es mayor en la capital, Lima (69%), frente a las demás regiones del país, donde es de 50%.

Deja una respuesta