'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
el establishment esconde estos escándalos

La Policía de Reino Unido encubre violaciones de paquistaníes a menores por temor a ser llamada racista

Varios musulmanes rezan en una mezquita.
Varios musulmanes rezan en una mezquita.

Los agentes de policía de West Midland, en Reino Unido, están siendo investigados por acusar a una presunta víctima de violación, una menor de doce años, de mentir sobre su abuso.

Según el diario BirminghamLive, ‘Karen’, nombre ficticio para proteger la identidad de la menor, fue acusada por los policías que la atendieron tras la presunta violación de prostituirse y mentir sobre su abuso cuando fue recogida por su madre en las dependencias policiales. Según declaraciones de la madre al citado medio local, tuvo que «recogerla en la comisaría después de que la encontraran, a veces en hoteles» y los agentes le dijeron: «Creemos que su hija se está prostituyendo«.

El caso de ‘Karen’ es uno de los que están siendo cuestionados en Reino Unido por errores de la policía, agentes sociales y autoridades que investigan redes de abusos sexuales de origen paquistaní. Redes compuestas por hombres musulmanes y cuyas víctimas son principalmente mujeres blancas menores de edad.

El diario Breitbart London y el activista contra el extremismo Maajid Nawaz, denuncian que agentes de policía, instituciones, políticos y medios como la BBC estarían encubriendo estas agresiones y protegiendo a sus autores por miedo a ser tildados de racistas.

Tal y como explicó Nawaz, presidente de la Fundación Quilliam, en un panel organizado por SkyNews, existen «características comunes compartidas por la mayoría de los agresores» de estas redes sexuales que actúan en Reino Unido. También apuntó a las figuras del establishment que intentan esconder los escándalos bajo la alfombra remarcando que “es una tragedia que ha estado sucediendo en todo el país, y la policía y los ayuntamientos han sido cómplices de encubrir este escándalo«.

La Policía del Reino Unido está encubriendo casos como el de ‘Karen’ por miedo a ser tildada de racista, algo que está sucediendo desde hace años. En enero de 2020, un informe encargado por el alcalde de Manchester descubrió que la policía pasaba por alto sistemáticamente los delitos cometidos por redes de abusos sexuales de origen asiático por temor a parecer racistas. El diario The Telegraph también se hizo eco de este asunto y publicó las declaraciones de uno de los agentes implicados, quien aseguró que las redes de abusos estaban «predominantemente compuestas por hombres del sur de Asia» y confirmó presiones para ignorar «ciertas etnias».

El citado informe se refiere a la denominada ‘Operación Augusta’, una investigación iniciada en el año 2004 sobre explotación sexual infantil por parte de hombres paquistaníes iniciada tras la muerte de una menor de quince años, quien murió después de que su agresor de 50 años la violase y le inyectase heroína.

La situación, tal y como denuncia el diario Breitbart, está repitiéndose en la actualidad con ejemplos como el de ‘Karen’. En respuesta a la historia, la Policía de West Midlands aceptó «haber cometido errores en algunos casos históricos en el pasado”. Sin embargo, y según el diario londinense, ningún policía o funcionario del gobierno local ha tenido que rendir cuentas por el asunto, a pesar de las múltiples confesiones que confirman que se permitió que las redes de abuso sexual operaran, casi con impunidad, a lo largo de los años, en muchos pueblos y ciudades.

Noticias de España

.
Fondo newsletter