La Policía registra el domicilio del ministro francés de Sanidad por su gestión de la pandemia

Investigación judicial independiente en marcha

La policía francesa ha entrado en la mañana de hoy en los domicilios particulares de altos cargos del Gobierno de Emmanuel Macron en el curso de una investigación judicial sobre la gestión del Ejecutivo galo de la pandemia china que hasta ahora ha causado más de 33.000 muertes sólo en ese país. Hasta este momento se ha confirmado el registro de los domicilios del ministro de Sanidad Olivier Veran, su predecesora Agnes Buzyn, el ex primer ministro Edouard Philippe, la ex portavoz del Gobierno Sibeth Ndiaye y el actual director de Salud Pública, Jerome Salomon.

La investigación judicial sigue su curso tras las denuncias presentadas por varios facultativos franceses, la gerencia de decenas de residencias de ancianos y autoridades locales a lo largo de toda Francia, que fueron admitidas por los tribunales en cuanto sirven a los intereses de la Justicia para conocer y depurar responsabilidades de la gestión de la pandemia de Covid-19.

La situación en Francia es diametralmente contraria a la que ocurre en España, donde el control judicial del Gobierno de socialistas y comunistas y la presencia en la Fiscalía General del Estado de la ex ministra de Justicia Dolores Delgado, ha impedido que prospere alguna de la veintena de denuncias presentadas por particulares y por partidos como Vox contra la gestión presuntamente negligente del Gobierno de Pedro Sánchez, incluido su vicepresidente y máximo responsable de la gestión de la pandemia en las residencias de Ancianos, Pablo Iglesias, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el portavoz del Gobierno y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

De vuelta a Francia, ayer mismo el presidente Macron anunció la imposición de un toque de queda nocturno a casi un tercio de sus 67 millones de habitantes para hacer frente a un resurgimiento del coronavirus, pero sin que se prevea un nuevo confinamiento nacional.

El toque de quedaentrará en vigor a partir del sábado y se extenderá desde las 21.00 hasta las 06.00 de la mañana se impondrán en la gran región de París, Marsella, Toulouse, Montpellier y otras cinco ciudades, según informa Reuters.

“Tenemos que reaccionar”, afirmó Macron en una entrevista en la televisión nacional. Sostuvo que Francia no había perdido el control del virus, pero añadió: “Estamos en una situación preocupante”.

Francia reportó 22.591 nuevos casos de coronavirus el miércoles, la tercera vez en seis días que la cuenta diaria ha superado el umbral de los 20.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *