Nuevos correos muestran que Biden mintió sobre su implicación en los negocios de su hijo en Ucrania

FACEBOOK CENSURA PARA QUE NO SE PUEDA COMPARTIR

Si el proverbial marciano de tantas analogías viera una instantánea o un vídeo de un mitin de Trump y luego otro de Biden, no podría imaginar que al primero le dan como perdedor todas las encuestas. Sí, vale, todos recordamos esa última imagen del día previo a las pasadas elecciones, con ese contundente 98% de posibilidades de vencer que se le concedía a Hillary Clinton, pero uno pensaría que los demócratas y sus poderosos aliados habrían escarmentado.

De hecho, las encuestas en esta ocasión, aunque siguen dando por seguro ganador a Biden -del que no sabemos si ha sido informado-, son algo menos ‘búlgaras’, con diferencias más moderadas y creíbles. Aun así, ¿por qué se le ve al presidente tan tranquilo, tan seguro, tan pletórico? En parte, va en el carácter, pero sospecho que hay bastante más, como encuestas confidenciales propias o, más bien, algunas bombas de racimo que va a ir soltando poco a poco de aquí al 3 de noviembre.

Recordemos que sigue su curso la investigación sobre el ‘Obamagate’, que se ocupa del espionaje a que fue sometida la campaña del entonces candidato Trump por efectivos de la Administración Obama, un escándalo mayúsculo en el que podrían caer implicados grandes nombres de la estructura demócrata. Pero no es el único escándalo que puede salpicar a los rivales de Trump. Hoy mismo ha saltado a los medios uno bastante jugoso sobre Hunter, el hijo del candidato Joe Biden. En realidad, son dos escándalos: el caso en sí de Hunter Biden y la censura que ha aplicado la todopoderosa red social Facebook para que el artículo no pueda compartirse.

Lo daba hoy el New York Post: Hunter medió con su padre, entonces vicepresidente de Estados Unidos, para forzar a la empresa energética ucraniana donde ‘trabajaba’ el primero, Burisma, para que le pagara (aún) más, según unos correos recién descubiertos.

El caso planea ya desde hace tiempo, e incluso la extraña posición de Hunter como directivo de una poderosa gasística ucraniana cuando la ex república soviética dependía desesperadamente de la ayuda gringa era ya, en sí mismo, un escándalo evidente. El caso apestaba desde el minuto uno, pero mientras no hubiera pruebas de nada abiertamente ilegal, ¿quién dice que una empresa energética ucraniana no puede contratar para que mueva papeles por un sueldo obsceno -50.000 dólares al mes- a un americano sin experiencia en el sector que no habla ni ruso ni ucraniano y que, oh, da la feliz casualidad que es el hijo del vicepresidente del país del que dependemos para seguir comiendo? Biden, cuando empezó a moverse el asunto, dijo que él nunca hablaba con su hijo de negocios.

Pero ya tenemos aquí, al parecer, la pistola humeante. Un correo, al menos, al que ha tenido acceso el Post prueba que Joe Biden mintió. El correo, fechado el 17 de abril de 2015, revela que el entonces vicepresidente se reunió en persona con Vadym Pozharskyi, asesor del consejo de administración de Burisma. La fecha es, además, significativa, porque tuvo lugar ocho meses antes de que Biden amenazara con retener la ayuda norteamericana a Ucrania a menos que el país accediera a cesar al fiscal que estaba investigando Burisma (como así sucedió). Todo muy normal, ¿no? ¿Qué país no despediría a uno de sus fiscales si se lo pide el vicepresidente de Estados Unidos? Para eso están los amigos. Y Biden, lejos de avergonzarse, presumía de ello ante el Consejo de Relaciones Internacionales en 2018. “Les miré y les dije: os doy seis horas. Si el fiscal no se va, no tendréis el dinero. Bien, hijo de perra. Lo despidieron”. Y, ya de paso, se cerró la investigación sobre Burisma.

El correo parte de Pozharskyi y está dirigido a Hunter: “Querido Hunter, gracias por invitarme a DC y darme la oportunidad de reunirme con tu padre y pasar algún tiempo juntos. Es realidad (sic) un honor y un placer”. Según el Post, los correos se obtuvieron después de que alguien llevara a reparar un portátil MacBook Pro que se había mojado y no volviera para recogerlo. Biden ha anunciado que interrumpe temporalmente su campaña, lo que ha alertado a algunos lectores sobre el hecho de que está haciendo campaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *