La Policía desarticula en Alicante una red criminal especializada en el tráfico de inmigrantes ilegales

OPERABA ENTRE ESPAÑA Y ARGELIA
Agentes del CNP y EUROPOL junto a parte del material incautado a la red criminal. Policía Nacional

Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han informado de la detención de 24 personas pertenecientes a una red especializada en el tráfico de inmigrantes ilegales entre España y Argelia, en una operación que se ha llevado a cabo junto a EUROPOL. 

Los integrantes de esta estructura delictiva estaban ubicados, en su mayoría, en la provincia de Alicante, donde agentes del CNP han realizado registros en nueve viviendas y cuatro locales. En estos enclaves han confiscado dinero en efectivo (en torno a 40.000 euros), cuatro vehículos, 710 cajetillas de tabaco de contrabando, tres kilos y medio de cocaína rosa, y 56 gramos de fenciclidina.

Asimismo, se han localizado numerosos efectos robados (61 terminales móviles, tres bicicletas de competición, patinetes eléctricos, varios dispositivos electrónicos, diversos documentos de identidad de terceras personas, tarjetas bancarias) y documentación de la red delictiva.

Material requisado a los traficantes – Fuente: Cuerpo Nacional de Policía

Esta red de tráfico de inmigrantes ilegales, conformada por dos organizaciones criminales, se estructuraba en cuatro grupos coordinados de trabajo -con el objetivo de diversificar, estructurar y repartir tareas- para llevar a cabo los trayectos entre Argelia y España a través de embarcaciones que, en su mayoría, llegaban hasta Almería. Desde allí los ilegales eran trasladados por carretera mediante el método lanzadera -un vehículo circula en todo momento delante del que lleva a los ilegales para alertar de la presencia policial y garantizar el éxito del traslado- hasta Alicante (Comunidad Valenciana) o hasta Francia.

Los costes de los desplazamientos, pagados a través de divisas mediante el método «hawala», eran diversos dependiendo de los puntos de origen y destino: de Argelia a Almería hasta 5.000 euros, de Almería a Alicante entre 200 y 600, y de esta ciudad a Francia entre 700 y 1000, según han confirmado fuentes policiales a La Gaceta de la Iberosfera.

Los citados traslados también se llevaban a cabo hasta territorio argelino para apoyar la huida de fugitivos de la Justicia, y para introducir drogas (éxtasis y psicofármacos) y objetos robados en España (dispositivos electrónicos, joyas, oro, patinetes o relojes) en Orán (Argelia).

Según el informe del CNP, uno de los grupos en los que se estructuraba la red, el de mando, era el encargado de la organización, coordinación y reparto de tareas de los restantes miembros de la red. Un segundo grupo, con funciones de transporte, se encargaba de recoger a los inmigrantes ilegales a su llegada en patera, los trasladaba a los pisos de seguridad en Alicante y de ahí -si era preciso- a Francia.

Asimismo, existía un tercer grupo dedicado a controlar y ocultar a los ilegales durante su permanencia temporal en los cuatro pisos de seguridad ubicados en la ciudad de Alicante, facilitándoles los medios necesarios para su subsistencia en España, como manutención, drogas o teléfonos móviles. Por último, se detectó un cuarto grupo integrado por «cambistas» cuyo cometido era el de financiación, facilitar el dinero necesario a los inmigrantes para abonar los servicios solicitados por los traficantes. 

Según los datos ofrecidos por los agentes de la Policía Nacional, esta red de traficantes ha llevado a cabo en los últimos meses 54 trayectos donde pudieron trasladar ilegalmente a más de 250 inmigrantes. El operativo, derivado de otra operación policial, ha culminado con 24 detenidos, 22 en Alicante y el resto en Almería y Jaén por los presuntos delitos de Pertenencia a Organización Criminal, Contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros, Contra la Salud Pública y Receptación.

Deja una respuesta