Un imán en Canadá insta a apoyar a los talibanes y señala a los cristianos: ‘Son nuestros enemigos’

ataca a occidente por su concepción de la mujer

El imán Younus Kathrada atacó a judíos y cristianos a los que calificó como «nuestros enemigos» en un reciente discurso pronunciado en el Centro Islámico de la Juventud Musulmana de Victoria (Canadá).

Kathrada les acusó en su sermón de financiar «una guerra fallida contra el islam» mientras pidió a los canadienses que apoyasen a los terroristas talibanes y sus esfuerzos por imponer la ley islámica sharía -que incluye la muerte por lapidación, adulterio y homosexualidad en Afganistán-.

En su discurso, el líder islámico acusó a judíos y cristianos de intentar gastar «montañas de oro para alejarnos del Islam». “Entonces lo gastarán pero no temas, al final del día no van a ganar (…). Allah nos dice que lo gastarán y que será para ellos una fuente de arrepentimiento», agregó.

El imán centró su discurso de odio en un llamamiento al apoyo a los talibanes. “Los incito (sic) a mostrar su apoyo a sus hermanos en Afganistán, que quieren establecer la sharia en su tierra (…) Allah, concede la victoria a los muyahidines [que luchan] por tu bien en todas partes, Alá concede el éxito a nuestros hermanos en Afganistán para que establezcan su sharia en esta tierra», apuntó.

El apoyo a los talibanes fue acompañado de un señalamiento directo de las comunidades cristianas y judías a las que acusó de «atacar lo que es más sagrado para los musulmanes». “Todo lo que hacen es solo una pequeña porción de lo que realmente está en sus corazones, del odio que tienen hacia nosotros en sus corazones. No penséis que los judíos y los cristianos son nuestros amigos, son nuestros enemigos”, afirmó.

El odio hacia las mujeres y hacia la concepción que de ellas se tiene en Occidente fue otro de los puntos centrales del peligroso discurso de Kathrada. “Vemos que Occidente quiere hablar sobre los derechos de la mujer… Ah, sí, su derecho a ser prostituta. Su derecho a acostarse con quien quiera. Quiero que entendáis cuáles son esos derechos, por cierto. Sus derechos a ser abusadas. Su derecho a mostrar su cuerpo a los hombres, que se divierten viéndolas en porno y más”, agregó.

En respuesta, el Centro Canadiense para Asuntos Israelíes y Judíos (CIJA) ha expresado su profunda preocupación por la retórica de odio. “Estamos muy preocupados de que el imán canadiense Younus Kathrada continúe su larga historia de escupir odio contra los cristianos , los judíos y las mujeres ”, escribió el grupo. 

Esta no es la primera vez que Kathrada expresa una retórica radical y odiosa. En el pasado mes de octubre, denigró al maestro de escuela francés Samuel Paty, quien fue asesinado por un joven musulmán por mostrar a sus alumnos caricaturas de Charlie Hebdo que representaban al profeta islámico Mahoma. Después de referirse a Paty como «maldito» y «de espíritu maligno», Kathrada imploró a Alá a que aniquilara a los que calumnian a Mahoma. 

Un mes antes, y coincidiendo con el 11 de septiembre, el imán declaró que la falta de respeto a Mohammed es peor que los asesinatos policiales de ciudadanos negros en los EE. UU y en 2018, aseguró que los musulmanes deberían sentirse ofendidos por aquellos que adoran a Jesús y que desear a los no musulmanes una «Feliz Navidad» es un pecado mucho más grave que el asesinato, el adulterio, la mentira y cualquier otro pecado mayor. 

Deja una respuesta