La anorexia, la enfermedad más mortal, comienza entre los 13 y 14 años