El Gobierno balear fomenta el sexo en grupo entre niños de ocho a trece años

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Imagen de un aula

‘Las prácticas sexuales son comportamientos eróticos con una, dos o más personas del mismo sexo o diferentes con la finalidad de satisfacer el deseo sexual’, afirma una guía para infantes pergeñada por el Gobierno autonómico.

Si algo cierto podemos aseverar respecto al hodierno sistema educativo, es su propósito de triturar bien temprano la inocencia infantil. Una trituración que se perpetra, en parte, como nos revela una sencilla y atenta observación de la realidad, introduciendo en la mente de los niños deletéreas ideas y teorías cuya concepción del sexo es meramente hedonista. O utilitaria, en el mejor de los casos.

Sirva como prueba de esto la guía informativa – para infantes de entre ocho y trece años – pergeñada por el Gobierno de Baleares (compuesto por Partido Socialista y Podemos). No en vano, ésta contiene una serie de indicaciones que, en lugar de advertir de la necesidad de encauzar el sexo, impelen a los alumnos a darle rienda suelta, presentándolo como la mera réplica a un estímulo: ‘Las prácticas sexuales son comportamientos eróticos con una, dos o más personas del mismo sexo o diferentes con la finalidad de satisfacer el deseo sexual’.

Además de promover el sexo en grupo entre menores, esta guía editada por la Dirección General de Salud Pública y Participación defiende explícitamente los postulados de la anticientífica ideología de género: ‘El estándar de mujer u hombre no existe, es una invención (…) La identidad sexual se define por el sexo con el que se identifica una persona’.

La guía se abordará en los colegios de las Islas Baleares en un total de diez lecciones versadas sobre diferentes temáticas según el curso del alumno. Entre ellas, cabe citar los cambios en la pubertad y la adolescencia, la sexualidad, la autoestima, los riesgos de embarazo, las enfermedades de transmisión sexual y la violencia en el seno de la pareja.

Indignación entre la sociedad civil

El contenido de esta guía informativa ha provocado el rechazo ingentes asociaciones civiles tales como el Foro de la Familia de Baleares. En un comunicado difundido a los medios de comunicación, éste ha acusado al Gobierno autonómico de fomentar el sexo entre menores u ha denunciado el ‘adoctrinamiento sexual a espaldas de los padres’.

En este sentido, la agrupación, que insiste en la idea de que el programa normaliza la práctica de sexo en grupo entre menores de edad, ha reivindicado el derecho de los progenitores a ‘exigir que la exposición de la materia no contradiga la formación moral que desean para sus hijos’. Se amparan, para ello, en dos artículos de la Constitución que algunos invocan con tanta reiteración para otros temas: el 16.1 (libertad religiosa, ideológica y de culto) y el 27.3 (derecho de los padres a que sus hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones).

La entidad, que ha amenazado con iniciar acciones legales contra el Gobierno autonómico, concluye: ‘Ni la Adminitración educativa, ni los centros docentes, ni los concretos profesores, pueden imponer o inculcar ni siquiera de manera indirecta, puntos de vista determinados sobre cuestiones morales que en la sociedad española son controvertidas’.

Deja una respuesta