LOS AFECTADOS PIDEN ATENCIÓN

‘No hablar del suicidio es como no hablar de la violencia doméstica’

Civilización