«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
En marzo muchos hogares registrarán una subida del 10% a una tarifa del 21%

El IVA de la luz subirá en marzo pese a las promesas del Gobierno

Vista de una torre de alta tensión. Europa Press.

La rebaja fiscal que el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó el año pasado, como gran medida estrella ante la desorbitada subida de la energía y la luz, tiene letra pequeña. Así lo sabrán todos los españoles en marzo, cuando su factura de la luz suba pese a todas las promesas del Gobierno. La rebaja fiscal era temporal, y ese tiempo ha llegado a su fin.

El Real Decreto-Ley 20/2022, aprobado el 27 de diciembre, incluyó una fuerte rebaja de la luz del 21% al 5% para abaratar los crecientes precios de la energía. Poco tiempo después, el Gobierno estableció también de forma transitoria esa tarifa en el 10%, que se ha mantenido durante todo este año, por debajo del 21% del IVA de la mayoría de bienes y servicios.

La letra pequeña de la rebaja del Gobierno, sin embargo, ahora cobra toda su importancia. La excepción fiscal ideada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez estableció que sólo podría aplicarse esta rebaja del IVA «cuando el precio medio aritmético del mercado diario correspondiente al último mes natural anterior al del último día del periodo de facturación haya superado los 45 €/MWh». Y desde marzo ya no se darán esas condiciones.

Según ha explicado la consultora eléctrica Ingebau, es del todo probable que el precio medio de la energía baje de los 45 €/MWh a finales de febrero, lo que implicaría, según el propio decreto del Gobierno, «que las facturas emitidas a domésticos cuyo último día facturado sea marzo se aplique IVA al 21%. Además, el mercado de futuros marca precios de marzo y abril en 33 y mayo en 42 €/MWh, por lo que estamos hablando de prolongar esa subida del IVA unos cuatro meses».

Así, con un descenso del precio de la energía, millones de españoles van a notar en marzo una abrupta subida de su factura de la luz, que no es más que una subida en el IVA. En marzo muchos hogares registrarán esa subida del 10% a una tarifa del 21%. Tal y como indican fuentes consultadas, «la aplicación es absurda porque, si el mercado cierra barato en febrero, sube el IVA de las facturas con último día facturado en marzo (si la factura es de 1 a 31 de marzo), de modo que la subida de IVA aplica a un mes que puede tener un precio mayorista de más de 45 €/MWh».

TEMAS |
.
Fondo newsletter