«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
«2023 fue un año difícil para el sector inmobiliario»

La confianza de los constructores alemanes se hunde a mínimos históricos por las decisiones del Gobierno de Scholz

El canciller alemán, Olaf Scholz. Europa Press

El pesimismo entre los constructores de viviendas en Alemania alcanzó un nivel nunca visto en el arranque de 2024, según la última encuesta realizada por el Instituto de Investigación Económica de Múnich (Ifo), como consecuencia de la falta de pedidos en un mercado lastrado por el impacto de los elevados tipos de interés y el aumento de los costes.

De este modo, el dato de clima de negocios en la construcción de viviendas en Alemania ha bajado en enero desde los -56,9 puntos a -59 puntos, el valor más bajo de la serie histórica. Lo mismo ocurre con las expectativas empresariales, que se han hundido aún más, pasando de -64,7 puntos a -68,9 puntos.

«Las perspectivas para los próximos meses son sombrías», ha indicado Klaus Wohlrabe, director de encuestas del Ifo, para quien la construcción residencial se enfrenta al doble golpe de la falta de nuevos pedidos y las cancelaciones de proyectos en curso.

En este sentido, en el mes de enero, el 52,5% de las empresas informaron de falta de pedidos, frente al 56,9% en diciembre, mientras que se registró una disminución de las cancelaciones hasta el 17,4%, frente al 22,1% del mes anterior.

Sin embargo, para el experto «es demasiado pronto para hablar de un cambio de tendencia en la construcción de viviendas, ya que las duras condiciones apenas han cambiado». «Las altas tasas de interés y los costes de construcción no facilitan las cosas a los constructores», ha apostillado.

La preocupación de los constructores alemanes en el arranque de 2024 sigue al deterioro observado en el conjunto del mercado inmobiliario del país durante el cuarto trimestre de 2023, cuando los precios disminuyeron en promedio un 7,2% interanual, la mayor caída de toda la serie histórica del índice elaborado por la asociación bancaria VDP, con un desplome particularmente profundo en el segmento comercial.

«2023 fue un año difícil para el sector inmobiliario, como podemos ver en la evolución de los precios. Tampoco en el cuarto trimestre hubo señales de recuperación», afirmó el director general de VDP, Jens Tolckmitt. «Aún no se vislumbra una reversión de la tendencia en los precios inmobiliarios. La situación seguirá siendo difícil por el momento en 2024″, añadió.

Además, el director de la VDP apuntó que la demanda de oficinas sigue siendo débil debido al incierto panorama económico en Alemania con el Gobierno de Scholz y al impacto aún poco claro de la tendencia del teletrabajo en el espacio de oficina necesario, «así que los precios siguen bajando».

De este modo, el experto advirtió de que pasará algún tiempo antes de que los compradores y vendedores de propiedades alcancen un nuevo equilibrio de precios.

TEMAS |
.
Fondo newsletter