'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
DELIRIO LGTB

Maryland prohíbe que los profesores informen a los padres de la ‘transición de género’ de sus hijos

Niño en un colegio. Europa Press
Niño en un colegio. Europa Press

El distrito escolar de Maryland ha entregado una guía para los profesores de los colegios públicos del condado de Montgomery en el que exigen a los docentes que faciliten la «transición de género» de los niños.

Según la polémica guía, los profesores de las escuelas deberán referirse a los niños con el nombre que el estudiante quiera y con los pronombres que el alumno considere que corresponden mejor con su «identidad de género», en vez de llamarles por su nombre real y por el pronombre que corresponde a su sexo biológico real.

El punto más polémico del documento es el que se refiere a la autoridad de las padres; la guía indica que no se debe contactar con los progenitores del estudiante para avisarles del posible cambio en el nombre y los pronombres escogidos por sus hijos porque «revelar el estado transgénero de un estudiante a los padres puede violar las leyes federales de privacidad, ya que constituye información médica confidencial«.

Además, según la guía, los profesores deberán pedir permiso al estudiante para divulgar información médica a los padres del alumno.

“Antes de contactar a los padres/tutores de un estudiante, el director o miembro del personal identificado debe hablar con el estudiante para determinar el nivel de apoyo que el estudiante recibe en su casa”, afirma el texto. “En algunos casos, es posible que los estudiantes transgénero no expresen abiertamente su identidad de género en el hogar debido a problemas de seguridad o falta de aceptación”, añade.

De este modo, “los estudiantes transgénero tienen derecho a discutir y demostrar su identidad de género abiertamente y decidir cuándo, con quién y cuánta información privada compartir”, concluye la guía.

La directora de Parents Defending Education, Erika Sanzi, ha reaccionada a la noticia y ha denunciado el contenido de la guía: «Es bastante malo que el distrito escolar se comprometa a ocultar información a los padres y engañarlos activamente«, ha criticado.

“El personal de la escuela ya son informantes obligatorios si creen que un niño está en peligro. El contenido de la guía tiene que ver con la guerra de la ideología de género y no tiene nada que ver con la preocupación real por el bienestar de los estudiantes”, ha concluido.

+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter