Los feminismos activos en pleno 2020 buscan desplazar las nociones tradicionales de la familia, el matrimonio y hasta la monogamia. Para ello, llaman a deconstruir las categorías de la femineidad, pero también la propia masculinidad.