«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

'¡Dadme la libertad… si no es muy cara!'

Pocas cosas se han devaluado tanto con el paso del tiempo como el heroísmo. «¡Dadme libertad o dadme la muerte!, exclamaba Patrick Henry  en 1775, en las postrimerías de la Guerra de la Independencia americana. Con bastante más prudencia, los políticos nacionalistas catalanes claman por la secesión mientras no se vea afectado su patrimonio. Independencia, sí, pero con ‘seny’.
Es la primera noticia en El País que ‘Junqueras rechaza la oferta de coordinar el referéndum’, en la que, como tercer sumario, puede leerse: «Los consejeros consultados exigen garantías de que no está en peligro su patrimonio». Agustina de Aragón asegurándose de que oponerse a los franceses no pondría en peligro su plan de pensiones, Viriato preguntándose si luchar contra los romanos no afectaría al valor de su pisito en Emerita Augusta.
Así, señores míos, no se engendran países. Cuenta El Mundo en su primera que ‘Los funcionarios se rebelan contra el referéndum ilegal’, y otra vez encontramos esa tibieza pancista que tan mal casa con el encendido espíritu libertador: «Los sindicatos exigen garantías de que los empleados públicos «no tendrán que acarrear con las consecuencias del 1-O».
Del «inglés sin esfuerzo» a la «independencia indolora». Inundar las calles en un día claro y sentirse parte de algo grande, corear consignas, agitar banderas, emocionarse con canciones y el sentimiento de lo propio: eso es fácil. Pero pasar a la ilegalidad y querer que todo lo demás siga igual es una fantasía solo apta para quienes creen que Leonardo Da Vinci era catalán.

La Razón va con el mismo asunto, desde un ángulo que le permite atizar un varapalo a una de sus bestias negras favoritas: ‘Vía Sánchez para Cataluña: más dinero y reforma constitucional’.
La foto del panfleto de Marhuenda va para el segundo tema del día, el primogénito de Trump palmeando la espalda de su padre. «Me encantaría»: Donald Trump Jr. aceptó información rusa contra Hillary Clinton’, con este sumario único: «Unos correos podrían probar la relación entre el Kremlin y el presidente de Estados Unidos».
Solo que no. No hubo información contra Hillary Clinton, el Kremlin no tiene nada que ver y los correos en cuestión los ha hecho inmediatamente públicos -la ristra completa- el propio vástago de Trump. Todo lo cual, naturalmente, contradice maravillosamente el titular. Pero a eso ya estamos más que acostumbrados, ¿verdad?

El Mundo acierta con el titular, si bien para escribir lo obvio: ‘El hijo de Trump, «encantado» de recibir ayuda de Rusia contra Clinton». Naturalmente, como Clinton aceptó «encantadísima» la fortuna invertida por Arabia Saudí en su campaña contra Trump. ¿Vamos a enterarnos ahora de cómo funcionan unas elecciones, de verdad hemos descendido a tal grado de estupidez e hipocresía?

El País vuelve a sugerir lo que sabe falso en este asunto: ‘El hijo de Trump aceptó complacido la propuesta de secretos rusos’. Solo que, una vez más, no había secretos. «Me encanta», contestó a la filtración ofrecida por el entorno de Putin». Ni entorno de Putin, ni filtración. No se cansan.
El ABC saca tres instantáneas de la fachada del Ayuntamiento de Madrid, una con el cartel de ‘Welcome Refugees’, otra con la bandera LGTBI y una tercera con una pancarta contra la ‘violencia machista’. ‘El populismo sí distingue «víctimas de primera y segunda».
El «populismo» de nuevo. A ver, progresistas de carné, hacedme el favor de pasarle un poco la mano por el lomo a los de Rubido, que ya no saben cómo ganar méritos ante vosotros.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
.
Fondo newsletter