'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Las cuñadas

Esa silla vacía tiene que ser Rajoy, el Hombre Que Siempre Está en Otra Parte, mientras el partido en el poder se fracciona en una pelea de gatos.


La misma foto en mis cuatro cabeceras. No puedo reprocharles la falta de originalidad, porque es demasiado perfecta, difícilmente posando a las órdenes de un fotógrafo conceptual podrían haber logrado un cuadro tan significativo: María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría sentadas en el acto de conmemoración del 2 de Mayo, ignorándose estudiadamente con una silla vacía entre ambas.
Para que la alegoría sea perfecta, tengo entendido que la silla estaba reservada para el perpetuo ausente, el presidente del Gobierno.
Esa silla vacía tiene que ser Rajoy, el Hombre Que Siempre Está en Otra Parte, mientras el partido en el poder se fracciona en una pelea de gatos.

«ETA tiene pavor a que se piense que no valió para nada». Estas palabras del lehendakari Urkullu abren El País. Sinceramente, no creo que Urkullu diga en serio semejante sandez, cuando la banda terrorista ha logrado más que cualquier otro grupo terrorista europeo de los nacidos en los Años del Plomo, con la excepción, quizá, del IRA irlandés.
De segundo, ‘La ira contra La Manada pone a prueba a partidos e instituciones’. Cualquiera que se moleste en analizar fríamente los hechos y en desempolvar casos recientes de violaciones entiende que estamos ante una ‘ira’ perfectamente manufacturada y teledirigida por grupos de poder como, por ejemplo, Prisa. Y, ciertamente, ha puesto a prueba a las instituciones y a los partidos y ha revelado que está podridos hasta la raíz, prontos a echar por la borda miles de años de garantías judiciales a cambio de un plato de lentejas electoral.
Ya hemos dicho que todos abren con la foto, y ABC solo tiene un disparo en su portada, así que la imagen de la discordia abulta e impresiona más. ‘Una silla pendiente de Rajoy’ es el titular, inscrito entre las dos jerarcas peperas que se ignoran con exageración.

La disolución de ETA abre El Mundo: ‘Veinte terroristas cuidarán en secreto del ‘legado de ETA’, nos informan. Es curioso cuando son los criminales los que se muestran ansiosos de que no se olviden sus crímenes y el Estado el que no piensa más que en hacer que no han sucedido.
Debajo, en referencia a la foto, ‘Santamaría y Cospedal escenifican su rivalidad en la fiesta del 2 de Mayo’.

Ante el desolador espectáculo de división y crisis, la respuesta de Rajoy de cara a las elecciones es quintaesencialmente suya, como titula La Razón: ‘Rajoy no desmantelará Moncloa para las listas autonómicas’.

Todo seguirá igual, sin novedad en el frente. Si fuera yo más sistemático, analizaría estadísticamente los titulares protagonizados por Rajoy para determinar cuántos de ellos incluyen el adverbio de negación, porque he observado que un número desproporcionado ha servido para contarnos lo que Rajoy no va a hacer.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter