'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Sin la foto

La noticia del día es la foto que no existe, la foto necesaria de Trapero, el jefe de los Mossos, cuadrándose ante el mando único decretado en Barcelona de los cuerpos de seguridad.

El hombre se ha evitado la humillación icónica, pero traga. Es tal como lo cuenta ABC bajo la foto de dos caras, un policía frente a un mozo: ‘Trapero acata pero no se cuadra’.

En estos, como cuenta en su columna Salvador Sostres, el orgullo ha resultado mayor que la dignidad y cuando llega el camarero con la cuenta todos se levantan para ir al baño.

‘El jefe de los Mossos evita la reunión con el mando único’, abre también El País.

Lo de Cataluña es, como pretendía Mercedes Milá justificar Gran Hermano, un fascinante experimento sociológico: una revolución desde arriba, una medidísima combinación de barricada y fin de semana en la casita de Cadaqués, un probar si puede ser eso de soplar y sorber, por una vez.

Cataluña es libre, Cataluña es próspera y burguesa, y la rebelión es bonita como escenificación y gesto, pero sin que afecte a la butxaca, que hasta Mas va mendigando entre su viejo electorado para que le paguen lo que debe y no tenga que sufrir un serio quebranto en sus propias cuentas.

Abajo, ‘En Perpiñán está claro: ¡Vive la France!’. Es decir, que la Catalunya Nord, a diferencia de la Virgen del Pilar, sí quiere ser francesa. Nuestro vecino allende los Pirineos, con una historia no menos rica que la nuestra en reinos, lenguas y regiones disímiles, no ha sido históricamente respetuosa en absoluta con ‘hecho diferencial’ alguno, como aprendieron los propios catalanes esos once años que estuvieron bajo la monarquía gala.

Toda Francia es un secreto querer ser París, aunque se haya logrado de forma un tanto brutal en ocasiones, y no hay mejor modo de darse cuenta de lo ridículo que suena la supuesta opresión centralista de vascos y catalanes que comparar su caso con el de sus hermanos del norte, el Rosellón, la Cerdaña y eso que llaman Iparralde.

El Mundo se queda con la cal del plantón de Trapero e ignora en su titular de primera la arena del acatamiento: ‘Trapero desafía a la Fiscalía y planta al mando de Interior’. Luego ya en los sumarios nos enteramos de que ha enviado a su número tres. Tragar, traga.

La Razón avisa: ‘Trapero se juega la inhabilitación’.

Cuatro de cuatro, mientras que en los diarios catalanes en castellano, La Vanguardia y El Periódico, la noticia del plantón con disimulada bajada de pantalones no manda en ninguno de los dos.

Para La Vanguardia, la noticia del momento es que ‘El fiscal ordena a los directores de colegios que impidan el 1-O’, mientras que para El Periódico es un titular que inspira imágenes surrealistas: ‘Los Mossos perseguirán colegios electorales’.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter