«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Tras la orden de Feijoo de apoyar el reparto de menas

VOX pasa a la oposición en las regiones en las que gobernaba con el PP: «Nadie nos ha votado para que continúe la inmigración ilegal»

Comité Ejecutivo Nacional de VOX. VOX

El presidente de VOX, Santiago Abascal, ha anunciado que su formación pasa a la oposición en las regiones en las que gobernaba con el PP: «Nadie nos ha votado para que continúe la invasión de inmigración ilegal y de menas».

En su intervención junto a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de VOX, ha señalado que «España padece un Gobierno corrupto, que ha vendido la soberanía y la igualdad de los españoles al mejor postor. España es gobernada por un autócrata corrupto, aliado de las peores dictaduras, sometido a Marruecos y con su familia en el banquillo por robar. Un corrupto que no deja de sembrar división y miseria, que está esquilmando a los españoles a través de unos impuestos abusivos y condena a la inseguridad y a la ruina a millones de personas».

Ante este panorama, ha aseverado Abascal, Feijoo ha creído oportuno pactar permanentemente con el autócrata, y mientras mantiene y aumenta los acuerdos con el Partido Socialista, «Feijoo se ha dedicado primero a impedir y luego a torpedear todos los acuerdos con VOX en las regiones… y hemos de decir que lo ha conseguido».

«Si el señor Feijoo quiere estafar a sus electores y seguir aplicando políticas socialistas y globalistas, allá él. Nosotros no vamos a hacerlo. En consecuencia, el CEN de VOX constata que los acuerdos están rotos como consecuencia de la agresión de Feijoo y acuerda retirar el apoyo parlamentario a los gobiernos de Extremadura, de Baleares, de Aragón, de la Comunidad Valenciana, de Castilla y León y de Murcia», ha agregado.

Así, Abascal ha manifestado que los vicepresidentes de estos gobiernos anunciarán su dimisión y VOX pasará a la oposición, «tan contundente a los pactos cada vez más habituales entre Sánchez y Feijoo».

La decisión ha llegado después de que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijoo, obligara a los barones regionales del PP a pactar con Pedro Sánchez un nuevo reparto de 400 menas ilegales. «Lo hizo a sabiendas de que a su socio de Gobierno en varias regiones de España eso no le gustaba, no estaba de acuerdo y le ocasionaba una gran preocupación. Lo hizo obligando a sus presidentes autonómicos a mentir y a confundir a su socio, y lo hizo condenando a la inseguridad, al efecto llamada, a las okupaciones, etc, a los españoles».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter