«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
tras la obligatoriedad de presentar el dni

Coalición por Melilla perdió 5.000 votos el 28M, el mismo número de papeletas que no llegaron a entregarse en Correos

El líder de Coalición por Melilla, Mustafá Aberchán. Europa Press

La Junta Electoral de Zona de Melilla y la Junta Electoral Central decidieron unos días antes de la celebración de las elecciones autonómicas y municipales exigir a todo melillense que acudiese a una oficina de Correos entregar su voto en persona y con el DNI. Esta medida, tomada después de que se destapara la trama de compra de votos en la ciudad autónoma, unida a la presión mediática y policial, disuadió a casi la mitad de los censados que había solicitado el voto por correo de ejercer la participación activa. Sólo 5.814 personas votaron finalmente a través de esta vía de las 11.727 peticiones tramitadas, el 49,57% de los electores por vía postal, según cifras del Ministerio de Interior.

La cifra de personas que decidieron finalmente no votar una vez destapada la trama de compra de votos y tras la implantación de la obligatoriedad de presentar el DNI en Correos (5.913) es muy similar al número de votos que Coalición por Melilla (CpM) —el partido vinculado con el asunto— perdió en los comicios.

El CpM, partido liderado por Mustafá Aberchán, actualmente inhabilitado y condenado por su implicación en un caso de compra de votos en las elecciones al Senado de Melilla en 2008, obtuvo este 28M el 18,81% de los votos: 5.557 y 5 diputados. En comparación con los logrados en 2019 (10.472 votos, 8 diputados y el 30,61%), la formación perdió en los comicios autonómicos 4.915 votos.

Los resultados de los de Aberchán son los peores desde 1995. Con respecto a las últimas elecciones, el partido islámico ha perdido casi la mitad de su cuota electoral.

En este contexto, la debacle del CpM podría deberse a los más de 5.000 votos no entregados que son, en líneas generales, los que le faltan para alcanzar las cifras de los anteriores comicios; lo que refuerza la teoría de que los votos comprados tenían como destinatario el partido musulmán.

Aberchán por su parte insistió durante los últimos días de campaña en su intención de impugnar las elecciones lo que también podría haber desanimado a sus potenciales votantes, en tanto que pierde sentido participar en unos comicios que la formación considera inválidos.

Diez personas fueron detenidas por su implicación en la trama de compra de votos en Melilla. Entre ellos: Mohamed Ahmed Al-lal, responsable de Distritos, Juventud y Participación Ciudadana del Gobierno melillense y número tres de las listas de CpM para las elecciones del 28M, y el yerno de Aberchán.

+ en
.
Fondo newsletter