«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El TC paraliza la comisión del Govern para investigar las cargas del 1-O

La deja en suspenso tras la admisión a trámite del recurso presentado por el Gobierno, que considera que este órgano vulnera competencias exclusivas del Estado en materia de justicia y «otros muchos principios», como la presunción de inocencia y el derecho al honor.

El Tribunal Constitucional ha dejado en suspenso la vigencia de la comisión sobre violación de derechos fundamentales creada por la Generalitat el 2 de octubre para denunciar la actuación policial en la jornada del referéndum ilegal del 1-0.
Esta resolución se produce tras la admisión a trámite del recurso presentado el pasado 20 de octubre por el Gobierno. Según informó entonces el portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, el Ejecutivo considera que dicha comisión vulnera competencias exclusivas del Estado en materia de justicia y «otros muchos principios», como la presunción de inocencia y el derecho al honor.
En el acuerdo por el que, el 2 de octubre, el Govern creó la citada comisión se fija que investigará las actuaciones y omisiones «imputables a las instituciones y órganos del Estado«, y de forma particular las del Gobierno, Fiscalía, poder judicial y de las fuerzas y cuerpos de seguridad ante «hechos gravísimos fruto de la violencia y de la represión policial«.
La creación de la comisión provocó una queja conjunta de las organizaciones de jueces y fiscales y que el CPGJ solicitase a la Abogacía del Estado la interposición del recurso del Gobierno.
El tribunal de garantías ha dictado este martes una providencia en la que admite a trámite el recurso y suspende la iniciativa del Govern, como así lo solicitó el Gobierno, lo cual no supone anticipo alguno del pronunciamiento sobre el fondo del asunto, que el tribunal resolverá en próximas fechas.
Ahora, el tribunal acuerda dar traslado de la demanda y documentos presentados a la Generalitat, que dispone de veinte días para aportar cuantos documentos y alegaciones estime conveniente.
Pero ante la aplicación del artículo 155, el tribunal deja en suspenso el plazo de personación y formulación de alegaciones para la Generalitat «con el fin de evitar un conflicto en la defensa de los intereses del Estado y de la Comunidad Autónoma de Cataluña».
Este plazo, precisa el alto tribunal, quedará suspendido durante el tiempo en que el Gobierno central ejerza las funciones y competencias que corresponden al Govern de la Generalitat.
En su recurso, el Gobierno central sostiene que se vulneran las competencias exclusivas del Estado previstas en los artículos 149.1.5ª (Administración de Justicia) y 149.1.6ª (legislación procesal), en paralelo a las vulneraciones de los artículos 18, 24 y 117 de la Constitución y por las mismas razones.
Del mismo modo, resultan vulnerados los artículos 149.1.18ª (bases del régimen jurídico de las administraciones públicas y procedimiento administrativo común) y 149.1.29ª (seguridad pública) de la Carta Magna, al atribuirse la Generalitat de Cataluña la revisión de la actuación de la Administración General del Estado, sus autoridades y empleados públicos.
También resultan incumplidos, según el Gobierno, los artículos 1.1, 9.1 y 103.1 de la Constitución, así como los derechos relacionados con la presunción de inocencia y la prohibición de la indefensión en el artículo 24 del texto constitucional y la garantía del derecho al honor recogido en el artículo 18.
La citada comisión no prevé trasladar la investigación a los órganos judiciales, lo que resulta inconstitucional y contrario a la legislación procesal, ya que va contra el artículo 259 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, añade el Ejecutivo.
El hecho de que el acuerdo de creación de la comisión establece que evitar un referéndum ilegal de independencia de Cataluña supone una vulneración de derechos fundamentales y se tiene, además, tal consulta por celebrada, afectaría a otros artículos de la Constitución, como el 1.2, 1.3 y 168.
Igualmente, la policía autonómica estaría al servicio de la nueva comisión, lo que refuerza su configuración «parajudicial», en opinión del Gobierno.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
 

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter