Covite no irá al homenaje del Congreso a las víctimas de ETA 'por dignidad'

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Covite ha denunciado que el resto de fuerzas políticas no critiquen la presencia de “herederos de ETA” en la Cámara Baja.

El Congreso de los Diputados -el mismo lugar en el que partidos como EH Bildu, que se niega a condenar a ETA, tienen representación- rinde homenaje a las víctimas del terrorismo. Pero no todos estarán presentes. El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) tiene “dignidad, coherencia y respeto” y ha decidido que -como viene haciendo desde 2013- no formará parte de esa foto debido a la presencia en la Cámara Baja de “los herederos políticos de ETA”, en alusión a EH Bildu.
El acto, presidido por Ana Pastor y en el que participarán representantes de asociaciones de víctimas, se celebra anualmente desde que en 2010 la Cámara aprobó una declaración institucional para recordar el asesinato de la niña Begoña Urroz en 1960 en un atentado que se atribuye al DRIL.
Según ha informado el Congreso, su presidenta, Ana Pastor, abrirá el acto y dará la palabra a María del Mar Blanco, diputada del PP y presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo. El acto finalizará con un minuto de silencio.
Covite no asistirá a este homenaje ya que, “por dignidad y coherencia”, no participa en un evento que se celebra en “una institución en la que están representados partidos políticos que no condenan la violencia ni repudian a ETA”.
En su opinión, resulta “incoherente” homenajear a las víctimas del terrorismo mientras “se permite que los herederos políticos e ideológicos de ETA”, quienes “promueven un relato en el que se exalta a la banda terrorista”, están presentes “en instituciones democráticas como el Congreso de los Diputados, parlamentos autonómicos y ayuntamientos”.
Covite ha denunciado además que el resto de fuerzas políticas no critiquen la presencia de “herederos de ETA” en la Cámara baja.
La asociación de víctimas sostiene que, aunque “se hayan desactivado” las siglas de ETA, no se ha acabado el “proyecto político totalitario y excluyente” que la organización terrorista pretendía “imponer”.
“Ahora son sus herederos políticos los que están luchando por alcanzar ese proyecto mediante la vía política, justificando las acciones criminales de los terroristas”, ha argumentado Covite.
El colectivo de víctimas ha insistido en que “mientras una parte de la población continúe legitimando el terrorismo etarra, ETA seguirá viva y será necesario deslegitimarla”.

La diputada que pidió ‘un chaparrón de aplausos’ para los etarras de la T4

Marian Beitialarrangoitia es uno de los motivos por los que Covite no asiste al homenaje del Congreso. La parlamentaria de EH Bildu pidió durante un acto público un aplauso para los etarras autores del atentado contra la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas en el que dos personas perdieron la vida.

(Marian Beitialarrangoitia)
“Antes de nada, este ánimo, abrazo y este chaparrón de aplausos, lo más caluroso posible, a Igor Portu, Mattin Sarasola y a todos los presos políticos vascos que se encuentran dispersados en las cárceles de Francia y España. ¡Os queremos!”, dijo el 12 de enero del 2008 durante la presentación de las candidaturas de Acción Nacionalista Vasca (ANV) en Pamplona.
También injurió gravemente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado al tachar de “torturadores” a los agentes de la Guardia Civil.
Pero su historial no terminó ahí. En marzo de 2015 criticó una operación de la Guardia Civil contra el entorno de ETA por considerarlo “un ataque grave a la convivencia”.
Tan sólo un mes después se posicionó en contra de la detención de miembros de la banda terrorista y calificó a la organización que agrupa a los familiares de los presos como una “asociación de víctimas”.

Leer más…

Víctimas de ETA advierten a Sánchez sobre las cesiones al Gobierno vasco

Deja una respuesta