'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Cuando Zapatero derogó el trasvase del Ebro tras las presiones separatistas

Esta obra, que iba costar más de 4.000 millones de euros, se había planteado para abastecer al sediento litoral levantino.


La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado que el Gobierno de España declarará «lo antes posible» como «zona de urgente actuación» las áreas ribereñas más afectadas por la última crecida extraordinaria del Ebro.
Así lo ha anunciado la ministra al término de una reunión en el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) que el Gobierno de Aragón ha preparado para gestionar esta avenida extraordinaria del Ebro y antes de que visite dos localidades afectadas: Novillas (Zaragoza) y Buñuel (Navarra). Con la declaración de «zona de urgente actuación» se podrá intervenir «lo antes posible» para devolver la normalidad a las personas afectadas por la crecida extraordinaria del río, que se acerca a los niveles registrados en 2015.
El caudal del río Ebro a su paso por Zaragoza tuvo la pasada noche un volumen de 1.946,72 metros cúbicos por segundo, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), mientras comunidades como la valenciana, Murcia y la parte de Andalucía sufren la escasez de agua.
Son muchos los que en las redes han recordado que fue el Gobierno de Zapatero el que derogó en 2004 el trasvase del Ebro, cediendo a las presiones de sus socios separatistas. Esta obra, que iba costar más de 4.000 millones de euros, se había planteado para tomar aguas del río a su paso por la provincia de Tarragona y distribuirlas por todo el sediento litoral levantino.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter