«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Pertenecían a la banda de 'Los Crips'

Detenidos en Sevilla tres integrantes de una banda latina por su participación en múltiples delitos

Pintada en un parque de Sevilla. Fuente: Policía Nacional
Pintada en un parque de Sevilla. Fuente: Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado día 6 de febrero a tres menores de edad de origen latino por su participación en robos con fuerza, coacciones, lesiones y otros delitos contra la integridad moral de sus víctimas. Los detenidos formaban parte activa de lo que policialmente se denomina como “Grupos Violentos de Origen o Referencia Grupal Latino”.

La Policía Nacional llevó a cabo la investigación en el marco de la operación Cripman.

Por un lado, se conocía que había un grupo de jóvenes dedicado a cometer robos con violencia y a amenazar a otros menores, a los que exigían dinero como tasa a abonar por utilizar simbología de su «banda» en redes sociales, amenazándoles con darles una paliza a ellos y a sus familiares, en caso de no pagar.

Por otro lado, los agentes investigaron un hecho denunciado el pasado 4 de enero en el exterior de un restaurante de la Avda. Ronda de Capuchinos, en pleno centro de la ciudad. Lugar en el que un pequeño grupo de menores fue llamado por los ahora detenidos a la salida de un conocido restaurante de la zona.

Cuando las víctimas salieron del restaurante, fueron rodeadas por un grupo de jóvenes de entre 14 y 18 años, vestidos con ropas oscuras y pasamontañas, que les obligaron a dirigirse a una calle aledaña para, una vez allí, ponerles de rodillas.

Ya en esta postura, los agresores les propinaron guantazos en la cara y les escupieron en repetidas ocasiones, mientras les preguntaban si pertenecían a una «banda rival», siendo además grabadas dichas agresiones y publicadas en redes sociales.

Las fuentes policiales señalan a los detenidos como miembros de un grupo violento de carácter juvenil y origen latino conocido como ‘Crips‘, el cual se caracteriza por el uso de vestimentas y pañuelos de color azul, cuyos integrantes son de diversos orígenes étnicos, que emplean violencia e intimidación grupal en la comisión de delitos (principalmente patrimoniales) y se orientan hacia la defensa de un territorio y de una simbología concreta frente a otros grupo.

Conductas de carácter violento

Realizadas las gestiones oportunas de investigación, los agentes constataron que el grupo se enmarcaba en el contexto de los denominados “Grupos Violentos de Origen o Referencia Grupal Latino”: aquellos integrados por menores de edad, o conjuntamente por menores y jóvenes, de entre 14 y 30 años, que pueden presentar estructuras de cohesión y disciplina interna, y cuyas actuaciones suelen derivar en conductas de carácter violento que generan preocupación y alarma social.

Sobre esta materia, la Brigada de Información de la Policía Nacional en Sevilla viene desarrollando desde hace años un seguimiento de dichos grupos para detectar su posible nacimiento; si bien hasta ahora no se había encontrado en la ciudad ninguno que cumpliese con los criterios específicos para encuadrarlo en esta clasificación, a diferencia de otras ciudades españolas donde esta fenomenología está muy afianzada.

Es por ello que la pronta detección de los mismos y la intervención policial temprana resultan claves para evitar su consolidación.

+ en
.
Fondo newsletter